My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Proyectos grupales para la escuela

Read this article in English(Group Projects for School)

"De acuerdo, alumnos. Agrúpense de a cinco".

Cuando el docente da esa instrucción, tú sabes exactamente qué viene después. A veces, la separación en pequeños grupos dura hasta que termina la clase. En otras ocasiones, es señal del comienzo de un "proyecto grupal", lo que implica que trabajarás con algunos compañeros de clase en una tarea durante un día, varios días o más tiempo.

¿Te preguntaste alguna vez por qué este tipo de proyecto es tan popular en la escuela? ¿O qué puedes hacer para asegurarte de que tu proyecto grupal sea justo, divertido y resulte satisfactorio? Deseas sacar una buen nota, ¿no es así?

¿Por qué los proyectos grupales?

Muy pocas personas actúan solas en el mundo real. La mayor parte de las cosas se hacen con la ayuda o el aporte de ideas de otros individuos. Los proyectos grupales son una excelente práctica para la escuela secundaria, la universidad y la vida real, cuando probablemente tengas un empleo que te exija trabajar con otra gente. En este momento, los proyectos grupales pueden ser divertidos y a menudo te permiten lograr un proyecto más grande e interesante del que podrías haber hecho solo. Con el trabajo grupal, realmente puedes aprender más en menos tiempo.

Los proyectos grupales también te dan la posibilidad de conocer a niños que, de otro modo, no conocerías o con los que no hablarías: puede ser el niño tranquilo de la tercera fila, aquel que vivía en tu calle cuando estaban en jardín de infantes o la niña a la que a veces temes saludar en el recreo.

Los proyectos grupales también son una forma excelente de practicar las habilidades en las que no confías. Por ejemplo, trabajar con una fecha límite, mantenerte organizado y ser paciente. Y si te pone nervioso hablar frente a un grupo, un proyecto conjunto puede ayudarte a que te sientas más cómodo en esa situación.

Es posible que tu grupo te elija para que hables sobre el proyecto a toda la clase. Si es así, sabrás que todo el grupo te estará alentando y apoyando.

Comenzar

Uno de los aspectos más importantes del trabajo en grupo es hablar y reunirse. Es buena idea hablar continuamente con todos los integrantes para informarse sobre su progreso y averiguar si alguien necesita ayuda. A continuación, se incluyen algunos consejos para que el trabajo en grupo sea realmente satisfactorio.

Quizás pienses que el primer paso es determinar quién hará qué cosa, pero, en realidad, es que todos se conozcan un poco entre sí. Tómate algunos minutos para conversar. Incluso si conoces bien a todos los miembros del grupo, puede ser útil dedicar un rato a pensar sobre tus habilidades y compartir tus fortalezas y debilidades. Por ejemplo, puedes decir, "Soy un buen artista, si desean que haga un afiche". O bien, "No soy el mejor artista, pero me gustaría mejorar: ¿a alguien le gustaría que hiciéramos juntos el afiche?".

El segundo paso es revisar las reglas básicas que el docente estableció y aquellas que quieras crear juntos a nivel de grupo (por ejemplo, cómo ayudará el grupo a las personas que están atrasadas con su trabajo). ¿Las reuniones serán todas en clase? ¿Se necesita planear tiempo para trabajar juntos fuera del horario escolar? Este es el momento para hablar de ello.

Centrarse en ser justos

Determinar las tareas individuales dentro del grupo es una parte realmente importante del proceso. Una de las dificultades más frecuentes del trabajo en grupo es la posibilidad de que alguno de los miembros deba ocuparse de hacer toda la tarea si el resto del equipo no puede reunirse.

Desde el principio, es importante dividir el trabajo de modo justo y parejo. Si crees que tú u otro niño tienen mucho por hacer, puedes planteárselo al grupo con delicadeza. Si nada cambia, quizás debas hablar con el docente.

Cómo llevar a cabo buenas reuniones

Una clave para una buena reunión es tener un líder que debe ayudar a que el grupo se mantenga concentrado. No tiene que ser siempre la misma persona. De hecho, es mejor si no lo es. Es buena idea hablar acerca del progreso de la tarea y si alguien necesita ayuda.

¿Qué pasa si no eres el líder? Los roles importantes que se pueden desempeñar durante una reunión incluyen:

  • El iniciador sugiere y da ideas.
  • El preguntador les pide a los miembros que compartan información o ideas sobre un tema.
  • El conciliador estudia los puntos de vista opuestos y busca cosas útiles en cada uno de ellos, lo que ayuda a que las personas resuelvan sus diferencias.

Y trata de no desempeñar ninguno de estos roles negativos:

  • El que no participa y no colabora o desalienta a los demás.
  • El "criticón" critica las ideas de otras personas.
  • El dominante interrumpe y habla más de lo que escucha.
  • El payaso distrae al grupo y no permite que sus miembros se concentren en la tarea.

Si surgen problemas

Así como hay que trabajar para completar el proyecto, también hay que trabajar para que un grupo sea exitoso. Quizás no soportes la forma en que uno de los miembros interrumpe a los demás, o estás cansado de que uno de los integrantes del equipo no participe. El método más adecuado es tratar de hablar sobre los problemas de buen modo.

Plantea con delicadeza tus inquietudes ante todo el grupo. (No es buena idea hablar con algunos miembros para tratar de conseguir apoyo. Un buen grupo necesita honestidad y la participación de todos sus integrantes). Puedes decir, "Sara, me resulta hiriente que me interrumpas cuando intento decir algo". O bien, a aquel que no está cumpliendo con su parte del trabajo, "Jesse, ¿qué parte de la investigación deseas hacer?". Si no puedes resolver estos problemas solo, habla con el docente.

Un mensaje sobre la participación de los padres. Es natural que le pidas a mamá o a papá que te ayuden cuando se trata de un proyecto importante. Es bueno que te aconsejen y te alienten. Pero no está bien que ellos hagan el trabajo por ti. Tus padres no deben ocuparse de investigar ni de escribir las letras de tu afiche, incluso aunque puedan hacerlo a la perfección. Un proyecto, al igual que otras tareas, sirve para ayudarte a aprender a través de la actividad.

Si algún padre participa demasiado, plantéaselo al docente o a todo el grupo. No tienes que ser hiriente; simplemente puedes decir, "Es genial que la mamá de Bill nos ayude, pero creo que la señora Brown quiere que hagamos solos el trabajo".

Por lo general, los proyectos grupales finalizan con una presentación ante la clase. Luego, el docente califica el proyecto. Si cooperas y te esfuerzas al máximo, quizás compartas una "A".

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: marzo de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.