My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Laringoscopia

Read this in English

(Laryngoscopy)

Sobre la laringoscopia

La laringoscopia es un examen visual del interior de la garganta, donde se encuentra la caja de la voz (laringe) con las cuerdas vocales.

El procedimiento se lleva a cabo utilizando espejos y una fuente de luz dirigidos hacia el interior de la garganta o introduciendo un instrumento delgado (laringoscopio) a través de la nariz o la boca hasta la garganta. Este aparato ilumina y amplía las imágenes de la garganta.

La laringoscopia es un procedimiento eficaz para descubrir las causas de los problemas de voz y respiratorios, el dolor de garganta y oídos, las dificultades para tragar, los estrechamientos de la garganta (constricciones o estenosis) y las obstrucciones de las vías respiratorias. También puede ayudar a diagnosticar problemas en las cuerdas vocales.

El procedimiento es relativamente indoloro, pero la idea de tener un aparato en la garganta puede asustar un poco a los niños, por eso puede ser útil entender cómo se hace una laringoscopia.

Los tres tipos de laringoscopia son:

  1. laringoscopia indirecta
  2. laringoscopia por fibra óptica (flexible)
  3. laringoscopia directa

El procedimiento indirecto puede realizarse en el consultorio del médico con un espejito que se introduce en la boca hacia el interior de la garganta. El médico iluminará la garganta con un foco de luz, normalmente una luz brillante fijada a un soporte sobre la frente, para examinar la laringe, las cuerdas vocales y la hipofaringe. La laringoscopia indirecta no suele realizarse con los niños, porque tiende a provocarles arcadas.

La laringoscopia por fibra óptica y la laringoscopia directa, que permiten ver más profundamente dentro de la garganta con un laringoscopio flexible o con uno rígido, suele realizarlas un especialista en oídos, nariz y garganta (otorrinolaringólogo). Los laringoscopios rígidos se utilizan más a menudo como parte de un procedimiento quirúrgico cuando los niños presentan estridor (ruido áspero al respirar) y para extraer objetos extraños de la garganta y las vías respiratorias inferiores. También se utilizan para recoger muestras de tejidos (biopsias), para tratamientos con láser y para localizar cánceres de laringe.

¿Por qué se realiza una laringoscopia?

La laringoscopia se realiza para:

  • diagnosticar una tos persistente, dolor de garganta, hemorragia, ronquera o mal aliento persistente
  • comprobar si hay inflamación
  • descubrir un posible estrechamiento o bloqueo de la garganta
  • visualizar bultos o tumores en la garganta o las cuerdas vocales
  • diagnosticar dificultades al tragar
  • diagnosticar un posible cáncer
  • determinar las causar de un dolor de oídos persistente
  • diagnosticar problemas relacionados con la voz, como voz débil, ronca, susurrante o ausencia de voz

Las laringoscopias también se realizan para extraer objetos extraños que hayan podido quedarse en la garganta o para hacer biopsias del algún tumor en la garganta o las cuerdas vocales.

Preparación

Hable con su médico para que le explique el tipo de prueba que va a realizar, cómo se hará, los riesgos y los resultados. Conocer de antemano la respuesta a sus preguntas le ayudará a reducir su preocupación y a que usted y su hijo comprendan mejor el procedimiento que va a hacerse.

laringoscopiaEn muchos casos, el médico también llevará a cabo una exploración física del niño, radiografías o una tomografía axial computarizada o TAC (un tipo de radiografía que utiliza un ordenador para tomar imágenes del interior del cuerpo). Es posible que también hagan tragar a su hijo un líquido llamado bario mientras toman las radiografías de la laringe y el esófago. El bario no causa ningún daño ni molestia y su cuerpo lo eliminará en uno o dos días. Estas pruebas ayudarán a su médico a interpretar mejor los síntomas que presenta su hijo.

Para una laringoscopia practicada en el consultorio con anestesia local, no es necesario que su hijo deje de comer y beber antes de la prueba.

Si se utiliza anestesia general, su médico la dará instrucciones de que su hijo no coma ni beba antes (esto es para evitar que vomite). Puede hacerse una laringoscopia directa si, por ejemplo, su hijo tiene arcadas fácilmente o es necesario examinar las vías respiratorias por debajo de las cuerdas vocales. Esto se hace utilizando anestesia general, por lo que es importante que su hijo no coma ni beba 8 horas antes del procedimiento.

Durante la laringoscopia

La laringoscopia indirecta y la laringoscopia por fibra óptica suelen hacerse en el consultorio del médico, a veces con anestesia local. Normalmente duran entre 5 y 10 minutos.

La laringoscopia indirecta requiere que el niño esté sentado derecho en una silla con respaldo alto y reposacabezas, y que tenga la boca bien abierta. El médico aplicará en la garganta, con un spray, un anestésico o fármaco insensibilizador (con el que su hijo hará gárgaras y escupirá), después cubrirá la lengua con una gasa y la aguantará en la base de la boca.

El médico introducirá en la garganta un espejito caliente e, iluminando ésta con una lámpara frontal, moverá el espejito para que refleje las distintas zonas de la garganta. Le pedirá a su hijo que haga sonidos agudos y graves para ver la laringe y las cuerdas vocales moviéndose.

La laringoscopia por fibra óptica utiliza un laringoscopio de fibra óptica (un instrumento delgado y flexible que ilumina y amplía las imágenes) para ver mejor la laringe y las cuerdas vocales.

laringoscopia

Esto puede hacerse en un quirófano bajo anestesia general o en el consultorio del médico, y normalmente no requiere estancia hospitalaria. El laringoscopio flexible se introduce por un orificio de la nariz o por la boca, y el médico examina la zona de la garganta a través del ocular. A veces las imágenes se muestran en un monitor para que los familiares puedan ver lo que ve el médico.

La laringoscopia directa se hace en un quirófano con su hijo dormido con anestesia general, de modo que no pueda sentir el laringoscopio en la garganta. Según sea necesario, el médico extraerá los objetos extraños de la garganta, tomará muestras de tejido, aplicará tratamiento con láser o extirpará tumores de las cuerdas vocales. Esto puede llevarse a cabo en apenas 15 a 30 minutos, pero si se requiere algún tratamiento específico, podría alargarse mucho más.

laringoscopia

Después del procedimiento

Si se utiliza anestésico local o un spray insensibilizador de uso tópico, el efecto se pasará en unos 30 minutos. Su hijo no debe comer ni beber nada hasta que desaparezca el efecto anestésico y ya no sienta la garganta dormida.

Tras una laringoscopia directa, una enfermera cuidará a su hijo hasta que esté totalmente despierto y sea capaz de tragar. Esto suele tardar unas 2 horas. En algunos casos, puede ser necesario pasar una noche en el hospital. Es posible que su hijo sienta náuseas, dolor muscular generalizado y se encuentre cansado durante uno o dos días.

Podrá aliviar las molestias de la garganta con pastillas para chupar y, si es necesario, le darán calmantes para el dolor. Puede que su hijo hable con voz ronca o que haga ruido al respirar durante algunos días después del procedimiento. Esto es normal. Si la ronquera persiste o si su hijo tiene dificultades respiratorias, póngase en contacto con su médico.

Resultados

El médico les explicará los resultados de la prueba. Si se ha hecho una biopsia, un laboratorio examinará el tejido y le comunicará a su médico los resultados de la misma. Este comentará con usted los resultados de la biopsia y los posibles tratamientos. Normalmente, los resultados de la biopsia tardan entre 3 y 5 días.

Según sea el resultado de la prueba, es posible que su médico le cite para una visita en el consultorio o para realizar un seguimiento durante 4 a 6 semanas tras la laringoscopia inicial.

Si su hijo va a someterse a cualquier tipo procedimiento, es normal sentir cierta intranquilidad. Pero puede ayudarle saber que la laringoscopia se considera un procedimiento enormemente efectivo dentro de la práctica médica habitual, y que raramente se producen complicaciones. Sin embrago, como con la mayoría de los procedimientos, hay algunos riesgos, que su médico comentará con usted. Si tiene alguna otra pregunta o algo le preocupa, hable con su médico.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: julio de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.