My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Es hora de jugar

Read this in English

(It's Time to Play)

Tal vez estés mirando por la ventana mientras ves caer la nieve. O tal vez estés en un lugar donde hace mucho calor y todo el mundo está sudando y va en pantalón corto. Es posible que tengas un montón de amigos con quienes jugar o tal vez estés solo. Independientemente del tiempo que haga o de que estés o acompañado, siempre hay una forma de estar activo y pasárselo bien. He aquí algunas de ellas.

Cuando estés solo

¿Estás solo? Prueba a dar una vuelta en bici, a patinar o a ir en monopatín. ¡No te olvides del casco, las rodilleras y el resto del equipo de protección! O prueba a saltar a la comba contando cuántas veces seguidas eres capaz de saltar. Saltar a la comba es una forma estupenda de hacer ejercicio aeróbico.

A veces, el hecho de estar solo es una magnífica oportunidad para practicar determinadas habilidades a fin de mejorar. Si juegas a tenis, prueba a pelotear contra una pared. Si lo tuyo es el baloncesto, prueba a hacer tiros libres a ver cuántas veces encestas. O, si te va el fútbol, coge una pelota e intenta mantenerla en el aire utilizando los pies, las rodillas y la cabeza. Cuando vuelvas a jugar con tus amigos, ¡se quedarán boquiabiertos ante tus progresos!

Qué más puedes hacer cuando estés solo:

  • Jugar a la rayuela.
  • Comprobar durante cuánto rato seguido eres capaz de ir a pata coja.
  • Dar saltos encadenados abriendo y cerrando las piernas.
  • Inventarte algunos movimientos o pasos de baile.
  • Hacer sprints (correr una distancia breve a toda velocidad) y cronometrarte para ver lo rápido que puedes correr.
  • Utilizar un podómetro para contar la cantidad de pasos que hay entre tus lugares favoritos, como tu casa y el parque.

Cuando seáis dos

¿Solo sois dos y no se os ocurre qué hacer? Podéis jugar un partido de tenis o de tenis de mesa. ¿Habéis probado el bádminton? Es muy divertido cuando se juega con red, pero, si no tenéis red, también podéis ver cuánto aguantáis pasándoos la pelota sin que caiga al suelo.

¿Y qué os parece jugar a ver quién encesta más tiros libres o quién corre más deprisa? Tal vez formes parte del grupo de animadoras de tu colegio. En tal caso, prueba a inventarte algunas coreografías nuevas.

Qué más podéis hacer cuando seáis dos:

  • Echar un pulso.
  • Inventaros bailes para vuestras canciones favoritas.
  • Saltar a comba los dos juntos.
  • Montar en bici, ¡sin olvidaros los cascos!
  • Practicar el lanzamiento de pelota y el bateo.

Cuando seáis muchos

Si sois un buen grupo de niños con ganas de pasároslo bien, ¡estáis de suerte! Muchos juegos y deportes funcionan bien cuando se practican en grupo. El béisbol, el fútbol o el fulbito, el baloncesto y el voleibol son deportes de equipo muy divertidos. O podéis jugar a juegos de imitación como “Seguir al jefe” mientras vais en bici, patines o monopatín.

Qué más podéis hacer cuando seáis muchos:

  • Organizar una competición de monopatín.
  • Jugar al pilla pilla.
  • Jugar al escondite en el exterior.
  • Bailar vuestra música favorita.

Cuando haga frío

¡Vaya lata! Fuera hace frío y estás encerrado en casa, pensando en qué podrías hacer para pasártelo bien. Caliéntate en un santiamén y pon esos músculos en movimiento quitando la nieve de la entrada de tu casa o de la acera. Tal vez te puedas ofrecer a quitar la nieve de las entradas o aceras de tus vecinos. Haz un muñeco de nieve gigante u otras esculturas con nieve. Construye un iglú o un fuerte, y guarda allí todas tus bolas de nieve.

Si vives cerca de una pista de hielo o de patinaje, ponte los patines y deslizarte sobre el hielo. Si te va más el esquí, ponte los esquís, pues tanto el esquí de pista como el de travesía son magníficas formas de hacer ejercicio. O ve pasar la nieve a toda velocidad desde un trineo, una tabla de snow o un tobogán. Siempre es mejor que te acompañe un adulto para garantizar la seguridad de todo el mundo. Asegúrate de evitar obstáculos como los árboles y de mantenerte alejado de calles y carreteras.

Qué más puedes hacer cuando haga frío:

  • Jugar al pilla pilla en la nieve.
  • Hacer una excursión naturalista y buscar huellas de animales en la nieve.
  • Llevar en trineo a tu hermano pequeño.
  • Hacer ángeles con nieve.

Cuando haga calor

¡Qué asco! Hace mucho calor, todo el mundo está sudoroso y se te pegan las piernas al asiento del coche. ¿Qué puedes hacer? Nadar,¡por supuesto! Haz carreras de natación con tus amigos o demuéstrales tus habilidades subacuáticas haciendo el pino en el agua. Pero no te olvides de las normas básicas de seguridad. ¡Asegúrate de que hay un adulto cerca supervisándolo todo y, cuando os tiréis a la piscina, no hagáis la bomba ni nada parecido!

Fuera de la piscina, puedes jugar con tus amigos a pasaros un globo lleno de agua. ¡A quien se le escape, se mojará!

Si haces ejercicio cuando haga mucho calor, es muy importante que bebas abundante agua, incluso aunque no tengas sed. El calor hace sudar más cuando se hace ejercicio, por lo que es necesario reponer el agua perdida para no deshidratarse.

Qué más puedes hacer cuando haga calor:

  • Dar un paseo naturalista por un sendero que esté en sombra.
  • Bañar a tu perro en el exterior.
  • Lavar el coche de tus padres o de los vecinos.
  • ¡Encender el aspersor y refrescarte!

Cuando tengas que quedarte en casa

Tal vez no puedas salir de casa porque está lloviendo fuerte o fuera hace demasiado frío. Pero eso no significa que no puedas hacer ejercicio.

Ponte tu música favorita y baila. Invita a tu perro o gato a unirse a la diversión. O coge un hula hoop y dale marcha a la cintura. Si hay suficiente espacio en tu casa, puedes saltar a comba y contar cuántas veces seguidas eres capaz de saltar.

Hay aros de baloncesto que se pueden enganchar en los marcos de las puertas y pelotas de baloncesto fabricadas con espuma para jugar en interiores. Si dispone de estos elementos y tienes suficiente espacio en casa, instala el aro y haz varios tiros libres. Monta una liga con todo el mundo que esté en casa en ese momento –¡y que gane el mejor!

Qué más puedes hacer cuando tengas que quedarte en casa

  • Si hay suficiente espacio, hacer volteretas
  • Organizar una gimcana doméstica, una búsqueda del tesoro u algún otro juego similar.
  • Chutar, batear o golpear con la mano una pelota repetidamente intentando que no toque el suelo.

Y solo hay una cosa que no puedes hacer: intenta no decir: "Me aburro. No puedo hacer nada". Como acabamos de ver, ¡siempre se puede hacer algo!

Actualizado y revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: septiembre de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.