My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Tipos de anestesia

Read this in English

(Tipos de anestesia)

La anestesia se divide en tres categorías principales: general, regional y local; todas ellas afectan de algún modo al sistema nervioso y pueden administrarse utilizando diversos métodos y distintos medicamentos. He aquí las principales características de cada tipo de anestesia:

Anestesia local. Un fármaco anestésico (que se puede administrar en forma de inyección, aerosol o pomada) insensibiliza solamente una parte reducida y específica del cuerpo (por ejemplo, un pie, una mano o un trozo de piel). Con la anestesia local, una persona puede estar despierta o sedada, dependiendo de lo que se necesite. La anestesia local dura poco y se suele utilizar en intervenciones menores y procedimientos ambulatorios (cuando los pacientes acuden a un centro sanitario para una intervención leve y vuelven a casa el mismo día). Si una persona va a ser intervenida en forma ambulatoria en una clínica o en la oficina del médico (por ejemplo, en la consulta del dentista o del dermatólogo), probablemente este será el tipo de anestesia que utilizarán. El fármaco utilizado puede insensibilizar el área anestesiada durante el procedimiento y durante un período de tiempo leve tras la intervención para ayudar a controlar las molestias postoperatorias.

Anestesia regional. Un fármaco anestésico se inyecta cerca de un grupo de nervios, insensibilizando un área más extensa del cuerpo (por ejemplo, por debajo de la cintura, como en la anestesia epidural que se administra a las mujeres durante el parto). La anestesia regional se suele utilizar para ayudar a los pacientes a sentirse mejor durante y después de las intervenciones quirúrgicas. Generalmente la anestesia regional y la general se combinan.

Anestesia general. La meta es conseguir que la persona permanezca completamente inconciente (o "dormida") durante la intervención, sin conciencia ni recuerdos de la intervención. La anestesia general se puede administrar por vía intravenosa (IV), que requiere insertar una aguja en una vena, generalmente del brazo, y dejarla allí durante toda la intervención, o bien mediante inhalación de gases o vapores al respirar a través de una mascarilla o tubo.

El anestesista estará presente antes, durante y después de la operación para supervisar la administración del anestésico y asegurarse de que el paciente recibe en todo momento la dosis adecuada. En la anestesia general, el anestesista utiliza una combinación de diversos medicamentos para:

  • reducirle la ansiedad
  • mantener dormido al paciente
  • minimice el dolor durante la intervención y aliviárselo después de la misma (utilizando fármacos denominados analgésicos)
  • relajarle los músculos, ayudándole a permanecer inmóvil
  • impedir que recuerde lo sucedido durante la intervención.

¿Cómo funciona la anestesia?

Para entender mejor cómo funcionan los distintos tipos de anestesia, se deben aprender algunas cosas sobre el sistema nervioso. Si te imaginas al cerebro como un ordenador central que controla todas las funciones corporales, entonces el sistema nervioso vendrá a ser como una red que envía mensajes y recibe mensajes entre las distintas partes del cuerpo. Lo hace a través de la médula espinal, que, partiendo del cerebro, discurre a lo largo de la espalda y contiene nervios que se ramifican hacia los distintos órganos y partes del cuerpo.

La American Society of Anesthesiologists (ASA) (Sociedad Americana de Anestesiología) compara el sistema nervioso con el sistema telefónico de una oficina –donde el cerebro sería la centralita, los nervios los cables telefónicos y las partes del cuerpo que sienten dolor los teléfonos. He aquí el paralelismo que establece la ASA:

  • En la anestesia local, el teléfono (la parte pequeña del cuerpo que se anestesia) está "descolgado" y, por lo tanto, no puede recibir llamadas (señales de dolor) de la centralita (el cerebro) o los cables telefónicos (los nervios).
  • En la anestesia regional, el cable telefónico (los nervios) está roto, lo que provoca que todos los teléfonos del área afectada (la parte del cuerpo anestesiada) no funcionen.
  • En la anestesia general, la centralita (el cerebro) se está tomando un descanso y, por lo tanto, no puede conectar las llamadas entrantes (señales de dolor).

¿Me pincharán?

A menudo, los anestesistas administran a los pacientes un sedante para ayudarles a sentirse adormilados o relajados antes del procedimiento. En esos casos, antes de recibir la anestesia general, los pacientes reciben primero medicación a través de una mascarilla especial o tubo y luego, una vez están dormidos, se coloca una vía intravenosa. ¿Por qué? Porque a mucha gente le asustan las agujas y le cuesta mucho estarse quieta y mantener la calma.

¿Qué tipo de anestesia me pondrán a mí?

El tipo y la cantidad de anestesia que te administrarán estarán especialmente adaptados a tus necesidades y dependerán de diversos factores, como:

  • el tipo de intervención quirúrgica a que te vayas a someter
  • la parte del cuerpo intervenida
  • el tiempo que durará la intervención
  • las enfermedades o afecciones médicas que padezcas en la actualidad o hayas padecido
  • las alergias que padezcas
  • los antecedentes de reacciones a la anestesia (tuyas o de alguno de tus familiares)
  • los medicamentos que estás tomando
  • tu edad, estatura y peso

El anestesista considerará las distintas opciones disponibles y tomará una decisión en función de tus necesidades individuales.

Revisado por: Judith A. Jones, MD
Fecha de la revisión: abril de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.