My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Sangrar

(Bleeding)

La mayoría de las cortaduras pequeñas no representan ningún peligro para su hijo(a). Sin embargo, sangrar debido a heridas más serias puede requerir asistencia médica inmediata. Dependiendo del tipo de herida y su localización, puede ocurrir daño a ciertos tendones y nervios.

Lo que debe hacerse:

En caso de sangrados leves debido a una pequeña cortadura o abrasión:

  • Lave la herida completamente con agua para limpiarla de polvo y suciedad.
  • Luego lave la herida con un jabón suave y enjuáguela completamente. (En el caso de heridas pequeñas, no es necesario utilizar una solución antiséptica para prevenir la infección, algunas soluciones pueden ocasionar reacciones alérgicas).
  • Cubra la herida con una banda adhesiva esterilizada o cinta de gasa esterilizada.
  • Examine la herida diariamente. Si la venda se moja, remuévala y utilice una nueva. Después de que la herida empiece a cicatrizar formando una costra, no es necesario seguir cubriendo la herida con una venda.
  • Llame al pediatra de su niño(a) si le herida esta roja, hinchada, caliente al tacto o con pus en el interior.

Sangrado debido a una cortadura grande o a un golpe fuerte:

  • Lave la herida cuidadosamente con agua. Esto permitirá que usted pueda ver la herida con claridad y darse cuenta del tamaño.
  • Coloque un trozo de gasa esterilizada o un paño limpio cubriendo la herida. De ser posible, utilice guantes de goma o de látex para protegerse de una posible infección proveniente de la sangre de un niño(a) que no sea el suyo. Si puede, eleve la parte del cuerpo donde el niño(a) esté sangrando a un nivel más alto que su corazón. No aplique un torniquete.
  • Utilizando la palma de su mano sobre la gasa o en el paño, aplique presión directa y uniforme sobre la herida durante 5 minutos. (Durante los 5 minutos, no se detenga para chequear la herida o remover coágulos de sangre que pueden haberse formado en la gasa).
  • Si la sangre empapa la gasa, no la remueva. Utilice otro trozo de gasa encima de la gasa anterior y continúe ejerciendo presión.
  • Llame al pediatra de su hijo(a) o busque ayuda médica inmediatamente en caso de heridas o golpes grandes, o en caso de que:
    • Usted no pueda detener el sangrado después de 5 minutos de ejercer presión o si la herida comienza a sangrar de nuevo (continúe aplicando presión hasta que llegue la ayuda médica.)
    • Usted no pueda limpiar la herida completamente de polvo y suciedad, o haya un objeto en el interior de la herida.
    • Si la herida está localizada en el cuello o en el rostro del niño(a).
    • Si la herida fue causada por un animal, una mordedura humana, una quemadura, un accidente eléctrico o una perforación (por ejemplo, un clavo).
    • Si la herida es más grande que media pulgada o si parece ser profunda. Las heridas grandes o profundas pueden resultar en daños a los nervios o a los tendones (Si usted tiene alguna duda sobre si necesita puntos, llame a su pediatra)

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.