My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Herpes labial

(Cold Sores (HSV-1))

Neal sabía que le estaba pasando algo raro. Hacía varios días que había empezado a notar un leve hormigueo o cosquilleo y una especie de picazón en el labio. En ese entonces no le prestó mucha atención, pero ahora tiene un dolor punzante en el labio y un bulto pupa que no resulta nada atractivo. En un principio, Neal pensó que era un simple granito porque era rojo y le molestaba, pero luego se le formó una ampolla que se le terminó abriendo. Neal tenía un herpes labial.

Tal vez hayas oído hablar de ampollas labiales que aparecen como consecuencia de la fiebre; los herpes labiales o úlceras provocadas por el virus del herpes simple son lo mismo. Son bastante frecuentes y muchas personas las tienen. Entonces, ¿qué son exactamente los herpes labiales y qué los provoca?

¿Qué es un herpes labial?

Los herpes labiales son pequeñas y en cierto modo dolorosas ampollas que suelen aparecer en o alrededor de los labios y están provocados por el virus del herpes simple 1 (VHS-1 o HSV-1, en inglés). Pero estas ampollas no solamente aparecen en los labios. También pueden aparecer dentro de la boca, en el rostro o incluso dentro de la nariz. Estos son los lugares más habituales, pero las úlceras provocadas por el VHS-1 pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el área genital.

El herpes genital típicamente no está provocado por el VHS-1 sino por otro tipo de virus denominado virus del herpes simple 2 (VHS-2 o HSV-2, en inglés) y se transmite por vía sexual. Pero, aunque el VHS-1 generalmente ocasiona ampollas alrededor de la boca y el VHS-2 las ocasiona en la región genital, ambos virus pueden provocar úlceras en ambas partes del cuerpo.

¿Cuál es la causa de los herpes labiales?

El virus del VHS-1 es muy habitual; si lo tienes, lo más probable es que lo hayas contraído de niño. La mayoría de las personas infectadas contrajeron la infección por herpes simple durante los años preescolares, la mayoría de las veces debido al contacto directo con personas que tenían el virus o después de ser besados por un adulto infectado.

Aunque una persona que tiene el virus VHS-1 no siempre tiene úlceras, el virus permanece en su organismo y no tiene cura permanente.

Cuando una persona se infecta con el virus VHS-1, este se abre camino a través de la piel hasta llegar a un grupo de células nerviosas denominado ganglio. El virus se aposenta allí, permanece en estado latente y, de tanto en tanto, decide despertarse y provocar una úlcera. Pero no todas las personas que tienen el virus del herpes simple desarrollan úlceras. En algunas personas, el virus permanece latente (dormitando) permanentemente.

¿Que provoca que el virus se "despierte" o se reactive? La verdad es que nadie lo sabe a ciencia cierta. Una persona no tiene que estar resfriada para desarrollar un herpes labial; los herpes labiales pueden desencadenarse a raíz de otras infecciones, la fiebre, el estrés, la luz solar, el frío, los cambios hormonales que acompañan a la menstruación o el embarazo, las extracciones dentales y ciertos alimentos y medicamentos. En muchas personas, la causa es impredecible.

Así es cómo se desarrolla una úlcera provocada por el herpes simple:

  • El VHS-1, que ha permanecido dormido (o en estado latente) en el organismo, se reactiva o "se despierta".
  • El virus se traslada hacia el área del cuerpo donde aparecerá la ulcera (como el labio) a través de las terminaciones nerviosas.
  • El área que hay debajo de la superficie de la piel donde aparecerá la úlcera, empieza a picar o a experimentar una sensación de hormigueo, cosquilleo y/o ardor.
  • Un bulto rojo aparece en el área aproximadamente un día después de que comience la sensación de hormigueo.
  • El bulto se convierte en ampolla y luego se abre provocando la úlcera.
  • Al cabo de unos pocos días, la úlcera se seca y en su lugar aparece una de costra amarilla.
  • La costra amarilla se cae y deja tras de sí un área entre rosada y rojiza.
  • La rojez desaparece mientras el organismo sana y envía al virus del herpes simple de nuevo a "dormitar".

¿Cómo se contagia el herpes labial?

Los herpes labiales son altamente contagiosos. Si tienes uno, es muy fácil que infectes a otra persona con el VHS-1. El virus se propaga por contacto directo, a través de la piel, las secreciones genitales y las orales (como a través de los besos). A pesar de que el virus es mucho más contagioso cuando se tiene una úlcera, también se puede contagiar sin tener ninguna. El VHS-1 también se puede contraer compartiendo vasos, cubiertos o bálsamos labiales con alguien que lo tenga.

Además, si tu o tu pareja desarrollan úlceras del herpes simple en la boca, el VHS-1 se puede transmitir durante el sexo oral y provocar herpes en el área genital.

El VHS-1 también puede contagiarse si una persona toca una úlcera y después se toca una membrana mucosa o un área de la piel que presenta un corte. Las membranas mucosas son las capas de tejido húmedo y protector que se encuentran en determinadas áreas del cuerpo, como la nariz, los ojos, la boca y la vagina. Así que es mejor no manipular los herpes labiales: no hurgarlos, pincharlos ni estrujarlos.

En el fondo, es una buena idea no tocar los herpes labiales cuando estén activos. Si lo haces, no te toques después otras partes del cuerpo. Ten especial cuidado en no tocarte los ojos porque, si el virus VHS-1 te entrara en los ojos, podría provocarte importantes lesiones. Lávate bien las manos lo antes posible. De hecho, si tienes un herpes labial o estás cerca de alguien que lo tiene, intenta lavarte las manos a menudo.

Si no se tratan adecuadamente, los herpes labiales pueden evolucionar a infecciones cutáneas de tipo bacteriano. Y estas pueden ser peligrosas para las personas cuyo sistema inmunológico está debilitado (como los bebés y las personas que padecen cáncer o VIH/SIDA) así como para quienes tienen eczema. Para las personas que sufran cualquiera de estas afecciones, una infección provocada por una úlcera del virus herpes simple puede representar una amenaza para sus vidas.

¿Cómo se diagnostican y se tratan los herpes labiales?

Los herpes labiales normalmente desaparecen por sí solos al cabo de 7 a 10 días. Y, aunque no existen medicamentos que los hagan desaparecer, hay medicinas de venta con receta médica y cremas que pueden disminuir la duración del brote y hacer la úlcera menos dolorosa.

Si tienes un herpes labial, es importante que consultes a tu médico si:

  • tienes otra afección médica que ha debilitado tu sistema inmunológico
  • la úlcera no sana por sí misma en un plazo de 7 a 10 días
  • padeces herpes labiales frecuentemente
  • tienes signos de infección bacteriana, como fiebre, pus o aumento del área enrojecida

Para sentirte mejor cuando tengas un herpes labial, puedes aplicarte hielo o algo frío sobre el área afectada. También puedes tomar un analgésico de venta sin receta médica para aliviarte el dolor, como el paracetamol o el ibuprofeno.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.