My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Evitando ahogamientos en el agua

(Household Safety: Preventing Drowning)

La seguridad en el agua es importante a cualquier edad pero si usted tiene bebés o niños pequeños en su casa, es crucial. Los niños pueden ahogarse muy rápido y en menos de 1 pulgada (2.5 centímetros) de agua, así que las bañeras llenas, las piscinas, las tinas calientes, e incluso los cubos de agua o lavaderos pueden resultar peligrosos. Para reducir el riesgo de ahogamiento de su hijo(a) es recomendable observar a las siguientes recomendaciones:

Baño

  • Nunca deje a un niño desatendido en un baño. Si usted tiene que responder al teléfono o a la puerta, no confíe en que otro niño cuide del bebé o infante, envuelva a su bebé en una toalla y llévelo(a) consigo.
  • Nunca deje a un niño desatendido cerca de un cubo lleno de agua u otro líquido.
  • Nunca utilice un asiento de bañera que se fije a la superficie con botones de succión. La silla puede voltearse y hacer que el bebé o infante caiga de cabeza en el agua.
  • Instale un dispositivo para cerrar el inodoro o mantenga la puerta del baño cerrada en todo momento. Para mantener a su hijo(a) alejado del baño en todo momento, puede que necesite un cobertor para la manivela de la puerta del baño).

Piscina

  • Si usted tiene una piscina en su jardín, instale una cerco o reja que tenga un mínimo de 5 pies (1.5 metros) de altura alrededor de todos los lados de la piscina, así como una puerta de cierre automático cuya cerradura esté fuera del alcance del niño.
  • Considere instalar una alarma de piscina o cobertor.
  • Remueva todos los juguetes del área de la piscina una vez que los niños hayan terminado de nadar para prevenir que intenten recuperarlos cuando no estén bajo supervisión.
  • Dispositivos inflables como los salvavidas, flotadores, botes, y tubos flotadores pueden proporcionar una falsa sensación de flotación y no son efectivos a la hora de proteger a un niño(a) de que se ahogue. Nunca utilize estos objetos como sustitutos a la supervisión.
  • Cuando utilice piscinas plásticas, vacíelas completamente luego de que hayan sido utilizadas.
  • Remueva todas las escaleras que se encuentren cerca de una piscina que este más alta de la superficie cuando ya no se esté utilizando.
  • Si usted deja a su niño(a) a cargo de una cuidadora, asegúrese que le ha explicado todas las reglas del uso seguro de la piscina.

Prepárate bien

Si usted está esperando un bebé o tiene hijos(as), es una buena idea que:

  • Aprenda Resucitación Cardiopulmonar (Cardiopulmonary Resuscitation, CPR) y la Maniobra de Heimlich

  • Mantenga los siguientes datos cerca de su teléfono (para uso de los padres o de la persona a cargo del cuidado de los niños (as):

    • número de llamada gratuita del centro de control de envenenamientos (800) 222-1222
    • número de teléfono del médico del niño(a)
    • número de teléfono del lugar donde trabajan la madre y el padre del niño(a)
    • número de teléfono de los vecinos o familiares del niño(a) (en caso de que necesite que otras personas cuiden a otros niños(as) en la casa en caso de una emergencia)

  • Tenga un botiquín de primeros auxilios y mantenga las instrucciones dentro del mismo.

Instale detectores de humo y de monóxido de carbono.

Manteniendo un ambiente seguro y cómodo para los niños(as)

Para asegurar la efectividad de sus esfuerzos para mantener un ambiente a prueba de niños(as), es una buena idea que se apoye en sus rodillas y en sus manos, como si estuviera gateando, en cada habitación de su vivienda para ver los objetos desde la perspectiva de su bebé. Preste atención al entorno que rodea a su bebé y a los objetos que podrían ser peligrosos.

Si usted opta por las menores precauciones a prueba de niños, puede cerrar las puertas (e instalar cobertores para las manivelas de las puertas) en cada una de las habitaciones donde su bebé o niño(a) no debería entrar para evitar que recorra lugares que no estén a prueba de niños(as). Los cobertores de manivelas de puertas y cerraduras a prueba de niños(as) en la puertas corredizas también son buenas medidas para evitar que sus pequeños salgan de la casa. Sin lugar a duda, el grado en el que usted mantiene su casa a prueba de niños(as) es una decisión suya. La supervisión es la mejor manera de prevenir que sus niños(as) sufran lesiones. Sin embargo, los padres más cuidadosos no siempre pueden mantener a un niño(a) seguro todo el tiempo.

Si usted tiene un bebé, un infante o un niño en edad escolar, su hogar debería ser el refugio seguro de sus pequeños donde puedan explorar su entorno mientras se desarrollan. Después de todo, tocar, agarrar, trepar, y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de su niño(a).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2007

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.