Elección de productos seguros para bebés: juguetes

Read this article in English

(Choosing Safe Baby Products: Toys)

Si un juguete no es seguro, no importa cuántas campanas y silbatos tiene. Cuando vaya de compras, siga las siguientes recomendaciones. Una vez que los juguetes estén en casa, revíselos con frecuencia para detectar si tienen partes rotas o flojas.

A qué estar atento:

  • Siempre siga las recomendaciones del fabricante con respecto a la edad. Algunos juguetes tienen piezas pequeñas que pueden causar asfixia. Por lo tanto, lea todas las advertencias que se incluyen en las cajas de los juguetes.
  • Los juguetes deben ser lo suficientemente grandes – por lo menos 11/4 pulgada (3 centímetros) de diámetro y 21/4 pulgadas (6 centímetros) de longitud – de manera que no se puedan tragar o queden atascados en la tráquea. Puede adquirir un tubo de prueba para determinar si el juguete es muy pequeño. Estos equipos son tubos diseñados con aproximadamente el mismo diámetro que la tráquea de un niño. Si un objeto cabe dentro del tubo, es demasiado pequeño para el niño. Si no puede conseguir uno de estos productos, puede utilizar el tubo interior del rollo de papel higiénico.
  • Evite las canicas, las monedas, las pelotas y los juegos con pelotas de un diámetro inferior a 1,75 pulgadas (4,4 cm) ya que pueden quedar atascados en la garganta, arriba de la tráquea, e impedir la respiración normal.
  • Los juguetes que funcionan a baterías deben contar con receptáculos para baterías que se cierren con tornillos, de manera que los niños no los puedan abrir. Las baterías, y los líquidos que puedan derramar estas baterías, presentan un gran peligro para el niño. Entre estos peligros se encuentran la asfixia, los sangrados internos y las quemaduras por productos químicos.
  • Cuando verifique la seguridad del juguete, asegúrese de que sea irrompible y lo suficientemente fuerte para resistir las mordidas. Además, asegúrese de que no tenga lo siguiente:
    • bordes filosos o piezas pequeñas como ojos, ruedas o botones que se puedan desprender.
    • puntas pequeñas que al introducirse en la boca puedan llegar a la garganta del bebé.
    • cintas, hilos o cordones de más de 7 pulgadas (18 centímetros).
    • piezas que puedan pellizcar los pequeños dedos del niño.
  • La mayor parte de los rodados pueden utilizarse una vez que el niño es capaz de sentarse correctamente sin ayuda – pero lea las recomendaciones del fabricante. Los juguetes con ruedas, como los caballos que se balancean o los carritos, vienen con cinturones o cintas de seguridad y son lo suficientemente estables y seguros para evitar que se volteen.
  • Los juguetes usados que reciba de otros niños y los hechos a mano deben inspeccionarse con cuidado. Es posible que no hayan sido probados para determinar si son seguros. No le de a su hijo juguetes pintados que hayan sido fabricados antes de 1978 ya que es posible que tengan pintura que contiene plomo.
  • Los juguetes de peluche y otros juguetes que se venden o que se regalan en las ferias ambulantes, o en las máquinas expendedoras, no están obligados a pasar ninguna prueba de seguridad. Observe con cuidado los juguetes que ha obtenido de una feria para ver si tienen piezas flojas o bordes filosos antes de dárselos al niño.
  • Fíjese si el juguete ha sido retirado del mercado por la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC, por su sigla en inglés). Usted también puede pedir que se le envíe información sobre los juguetes que se han retirado del mercado recientemente.

NOTAS DE SEGURIDAD:

  • Nunca le de globos o guantes de látex a un niño menor de 8 años. El niño se puede asfixiar al inhalarlos cuando intenta inflarlos o masticarlos. Los globos inflados constituyen un riesgo dado que pueden reventarse sin aviso previo y pueden ser inhalados.
  • Nunca le de a su bebé juguetes que obtiene de las máquinas expendedoras, ya que por lo general contienen piezas pequeñas.
  • Mantenga los juguetes de los hermanos mayores fuera del alcance de los bebés.

Revisado por: Steven Dowshen, MD, and Norma Everett, MPA
Fecha de revisión: octubre de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.