My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Elegir productos seguros para su bebé: hamaquitas y sillas de seguridad infantiles

Read this article in English

(Choosing Safe Baby Products: Infant Seats & Child Safety Seats)

Hamaquitas

Las hamaquitas no deben confundirse con las sillas de seguridad infantiles para viajar en coche. Las hamaquitas ordinarias solo permiten a los bebés y niños pequeños estar sentados. No están diseñadas para protegerlos en caso de accidente de tráfico y nunca deben utilizarse dentro de un vehículo para transportar a los pequeños. De todos modos, hay algunas sillas de seguridad para el coche que también se pueden utilizar como hamaquitas y como porta-bebés.

En qué fijarse:

  • La base de la hamaquita debe ser más amplia que el asiento, y el mecanismo de cierre debe ser seguro. Empuje la silla hacia abajo para comprobar que es resistente.
  • La base de la hamaquita debe tener una superficie antideslizante para impedir que el asiento se desplace sobre una superficie resbaladiza.
  • La correa o cinturón de la hamaquita debe ser segura y el tejido debe ser lavable.
  • Si hay dispositivos de ajuste metálicos en el respaldo de la hamaquita, asegúrese de que son seguros y de que no sobresalen porque podrían hacer que la silla se plegara sola.

OBSERVACIONES DE SEGURIDAD:

  • No coloque nunca a su bebé sentado en la hamaquita sobre una mesa u otra superficie elevada desde donde el pequeño podría caerse, ni tampoco sobre la lavadora o cualquier otra superficie que vibre (las vibraciones podría hacer que la hamaquita se moviera y se acabara cayendo).
  • Utilice la correa o cinturón de la hamaquita cada vez que siente en ella al bebé.
  • Evite colocar la hamaquita sobre superficies blandas o almohadilladas, como camas o sofás, puesto que podría volcarse y el bebé se podría asfixiar.

Sillas de seguridad infantiles (para viajar en coche)

Hay más bebés y niños pequeños que se lesionan de gravedad o mueren en accidentes de tráfico que en ningún otro tipo de accidente. Utilizar una silla de seguridad infantil es la mejor protección que puede aportarle a su hijo cuando viaja en coche.

No sustituya nunca una silla de seguridad infantil por una hamaquita. Solamente las sillas de seguridad infantiles, correctamente instaladas en los asientos traseros del coche, están diseñadas para proteger al bebé o niño de lesiones durantes los accidentes de tráfico.

En qué fijarse:

  • Si vive en EE.UU., elija una silla con una etiqueta donde figure que cumple la Norma Federal de Seguridad de Vehículos Automotores 213 (Federal Motor Vehicle Safety Standard 213). Si reside en la Unión Europea, la silla de seguridad deberá estar homologada según la normativa europea ECE R-44/03 o ECE R-44/04.
  • Acepte sillas de seguridad de segunda mano con precaución. No utilice ninguna silla de seguridad de más de seis años de antigüedad o que haya estado implicada en algún accidente (aunque tenga buen aspecto, podría tener problemas estructurales). Evite las sillas a las que les falten partes o que no estén etiquetadas con la fecha de fabricación y el número del modelo (en tal caso, no habría forma de obtener información sobre posibles retiradas del producto del mercado). Asimismo, compruebe la "fecha de caducidad" recomendada por el fabricante. Si tiene cualquier duda sobre los antecedentes de la silla o si está agrietada o presenta signos de deterioro por uso, no la utilice.
  • Asegúrese de que la silla que elije se adapta al tamaño de su hijo; un bebé pequeño puede resbalarse y salirse de una silla demasiado grande.
    • Considere la posibilidad de elegir una silla tapizada o forrada de tejido, probablemente le resultará más cómoda a su hijo.

OBSERVACIONES DE SEGURIDAD:

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los bebés y niños pequeños viajen en una silla de seguridad orientada en el sentido contrario al de la marcha hasta que cumplan dos años o hasta que alcancen los límites máximos de estura y peso recomendados por el fabricante en esa posición.

Cuando el niño está preparado para hacer la transición a una silla orientada en el sentido de la marcha, deberá viajar en una silla colocada en esta posición hasta que alcance los límites máximos de estatura y peso establecidos por el fabricante. Cuando supere esos límites, deberá viajar en coche en un asiento elevador.

Para más información sobre la correcta colocación de las sillas de seguridad en el coche y sobre cómo sujetar al niño con las correas y cinturones, lea nuestro artículo sobre la seguridad en el coche. Si reside en EE.UU., también puede llamar al teléfono de atención permanente sobre Seguridad en el Automóvil del Departamento de Transporte de EE.UU. — (888) DASH-2-DOT — para aclarar posibles dudas.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: abril de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.