Consejos de seguridad: el hockey sobre hielo

Read this article in English

(Safety Tips: Hockey)

Con un movimiento imparable y un ritmo trepidante, el hockey es uno de los deportes más emocionantes. A veces denominado "el deporte más rápido sobre hielo", es una forma magnífica de hacer ejercicio y, con los programas para jóvenes y adultos implantados por todo el país, hay muchas probabilidades de que, independientemente de tu edad y nivel de hockey, haya una liga disponible para ti.

De todos modos, por divertido que sea este deporte, el hockey implica un riesgo de lesiones sumamente real. Para averiguar cómo mantenerte lo más seguro posible, sigue estos consejos.

¿Por qué es importante la seguridad en el hockey?

En los niveles superiores del hockey, desde los centros de educación secundaria hasta la universidad y la NHL (National Hockey League - Liga Nacional de Hockey de EE.UU.), está permitido adoptar un comportamiento que implica chocar con un jugador del equipo contrario para detener su avance ("checking"). Esto puede provocar multitud de lesiones cuando los jugadores se golpean entre sí o colisionan contra la superficie del hielo o las vallas de la pista de patinaje. Incluso en las ligas donde no está permitido el checking siempre hay mucho contacto entre jugadores. Las caídas son frecuentes y el hielo es tan duro como el cemento cuando se aterriza sobre él.

Además, teniendo en cuenta que los jugadores llevan palos de hockey (sticks en inglés) y afilados patines, es lógico que haya accidentes. También es bastante probable que antes o después recibas algún golpe de disco (puck en inglés), que está fabricado con goma dura y puede dejarte molestos moratones al impactar contra ciertas partes de tu cuerpo. Y, puesto que el hockey implica una actividad física agotadora, los tirones musculares y las torceduras son otro riesgo añadido para aquellos jugadores que no calientan ni estiran bien los músculos antes de iniciar un partido.

Equiparse bien

Antes de empezar a jugar a hockey, es muy importante que vayas bien equipado y asegurarte de que sabes ponerte el equipo y utilizarlo correctamente. Los patines y el casco son dos buenas opciones para empezar, pero necesitarás muchos más artículos para estar seguro.

No juegues ningún partido de hockey sin:

  • Casco — En lo que se refiere a la prevención de lesiones graves, esta es la pieza fundamental de tu equipo. Los cascos deberían estar homologados por el Hockey Equipment Certification Council (HECC) e incluir una mascarilla que cubra todo el rostro, con un protector para la barbilla provisto de correa. Asegúrate de adquirir un casco que sea de tu talle y lleva siempre la correa de la barbilla abrochada y apretada para que el casco permanezca en su sitio.
  • Patines — Como con los cascos, asegúrate de que los patines son de su talle. Los patines se tienen que llevar bastante apretados de modo que, si son de una talla inadecuada, te pueden hacer mucho daño en los pies. Los patines deben ofrecer mucha sujeción en la parte del talón y estar provistos de un protector metálico o de plástico duro sobre los dedos de los pies. También es importante que lleves los patines bien afilados para que corran mejor y no tiendan a quedarse enganchados en los surcos del hielo.
  • Hombreras, coderas, rodilleras y espinilleras — Todos son específicos del hockey. Los equipos de fútbol o de lacrosse (deporte de equipo que se practica con palos provistos de una pequeña red) no te proporcionarían la protección que necesitas. Los protectores de la parte inferior de la pierna (la rodilla y la espinilla) siempre deben tener una parte exterior de plástico duro y llegar hasta la parte superior de los patines.
  • Pantalones de hockey — Te deben llegar hasta la rodilla y estar almohadillados por la parte anterior, posterior y lateral de muslos y tronco.
  • Guantes — Otro artículo específico para este deporte, los guantes de hockey te deben permitir mover bien los dedos al tiempo que te protegen las manos hasta más arriba de la muñeca.
  • Coquilla (o taza) y sostén de la coquilla — Actualmente se incorporan en la mayoría de pantalones de hockey pero también pueden usarse en otros deportes.
  • Protector para el cuello — Aunque algunas ligas de hockey no los requieren, los protectores de cuello ayudan a proteger de los palos de hockey y de los filos de los patines.
  • Protector bucal — No solo protege los dientes, sino también los labios, las mejillas y la lengua, y ayudan a prevenir las lesiones en el cuello y los golpes en la cabeza, como las conmociones cerebrales y las fracturas de mandíbula.

Equipar a los porteros

Encargados de colocar su cuerpo entre un disco volador y la portería, los porteros de hockey necesitan un equipo completamente distinto para mantenerse seguros. Los cascos, los patines, los protectores para el cuello y las coquillas son considerablemente diferentes entre los porteros y los demás jugadores.

Además, los porteros deben llevar siempre:

  • Perneras — Siempre deben ser de la longitud adecuada y lo bastante gruesas y almohadilladas para proteger incluso contra los castañazos más fuertes o "tiros de golpe".
  • Protectores pectorales y de brazos — Los protectores de brazos deben cubrir hasta la muñeca. Los protectores pectorales se deben ajustar bien a ambos lados del cuerpo para blindar completamente la parte anterior del torso.
  • Guante "blocker" (o de bloqueo) — Este guante debería permitirte coger fácilmente el palo, siendo también muy grueso y cubriéndote la mayor parte del antebrazo.
  • Guante "catcher" — Similar al guante de la primera base del béisbol, los guantes catcher deben tener un almohadillado fuerte en la parte de la muñeca y la palma de la mano y también deben llegar hasta más arriba del antebrazo.

Antes de tirase el disco

Todo cuanto hagas durante un partido de hockey lo harás mientras patinas, de modo que asegúrate de que sabes patinar bien mucho antes de iniciar un partido. La mayoría de las pistas de patinaje ofrecen clases para aprender a patinar y sesiones de patinaje libre para que puedas practicar. Debes saber frenar, girar y levantarte al caer. Lo más deseable es que también sepas patinar, frenar y girar mientras te desplazas hacia atrás.

En cuanto seas un patinador lo bastante bueno, dispongas del equipo adecuado y lo sepas utilizar, estarás preparado para lanzarte a la pista de hielo. Tal vez te hayas dado cuenta de que antes de cada partido los jugadores de hockey suelen patinar por la pista unas cuentas veces a modo de calentamiento. Aprovecha ese tiempo para aflojarte y elongar los músculos.

Importantes grupos musculares a elongar antes de un partido de hockey:

  • Zona inguinal — A diferencia de andar o correr, el patinaje requiere extender las piernas hacia ambos lados, lo que puede someter a tu ingle a una gran presión. Estira ambos lados de la ingle mientras patinas colocando un pie hacia atrás y desplazándolo mientras te acercas al máximo a la pista de hielo.
  • Espalda y torso — Lanzar el disco, lo que es de esperar que hagas repetidamente en un partido, somete al tronco a un intenso movimiento de torsión al que tu cuerpo no está acostumbrado. Mientras das vueltas a la pista de patinaje, puedes ir girando el tronco mientras sostienes el palo por detrás de los hombros y tocándote los dedos de los pies.
  • Músculos isquiotibiales — Utiliza las vallas de la pista para ayudarte a mantener el equilibrio mientras te coges del tobillo y alargas la otras pierna previamente flexionada hacia atrás a fin de estirar la musculatura isquiotibial.

La seguridad durante el partido

Hay un motivo para que conductas como tirar al suelo al contrario, engancharlo, intentar golpearlo con el palo, mantener el palo demasiado alto y el ataque cruzado provoquen penalizaciones. Los palos de hockey es fácil que dejen de ser una parte del equipo deportivo para convertirse en una peligrosa arma. Conoce todas las normas que rigen el uso de los palos y síguelas al pie de la letra. No te gustaría que nadie te golpee con su palo y a nadie le apetece que tú le golpes con el tuyo.

Otros motivos de penalizaciones diseñadas para garantizar la seguridad de los partidos incluyen derribar, abordar y cargar por detrás. Todo esto tiene que ver con los choques entre jugadores. Si en tu liga está permitido cargar (checking), asegúrate de que conoces las diferencias entre cargas legales y cargas ilegales, y no abordes nunca a nadie por detrás. Si juegas en una liga en la que no está permitido cargar, significa exactamente eso: nada de cargas.

En lo que respecta a las peleas y altercados, los jugadores de la NHL pueden quitarse los guantes y empezar a darse puñetazos, pero si lo haces tú, prepárate para recibir una dura penalización. Prácticamente en la mayoría de ligas de jóvenes se expulsa del partido a los jugadores por este motivo y se los suspende por lo menos durante el próximo partido como penalización por el primer enfrentamiento. No solo perderás tú sino que también perjudicarás numéricamente a tu equipo. No lo hagas.

Asimismo, nunca juegues un partido de hockey sin la supervisión de un adulto. Incluso aunque sigas todos los consejos de seguridad, pueden suceder accidentes. Siempre debería haber un botiquín de primeros auxilios completo y un adulto responsable por si se produjera alguna lesión u otra emergencia. Asimismo, asegúrate de que tus partidos son supervisados por árbitros titulados que conocen las normas específicas de tu liga.

Hockey sobre un estanque

Jugar un partido de hockey con tus amigos en un estanque helado puede ser de lo más divertido, pero jugar a hockey en estanques presenta una serie de problemas de seguridad añadidos. Un adulto debería comprobar siempre el estado del hielo para asegurarse de que es lo bastante grueso para aguantar vuestro peso antes de dejaros jugar, y deberéis manteneros alejados de cualquier parte del estanque o lago donde el hielo parezca ser más fino. Si el disco cae en un área sospechosa, dejadlo allí y coged otro disco. No merece la pena exponerse al riesgo de hipotermia o de ahogo solo por recuperar un disco.

Los estanques helados ocurren a temperaturas muy frías. Asegúrate de llevar mucha ropa de abrigo aparte del equipo de hockey siempre que juegues en el exterior y, si juegas a hockey en un día soleado, asegúrate de ponerte crema de protección solar en la cara. Los rayos solares que se reflejan en el hielo y la nieve pueden ser muy intensos.

Ahora que conoces las mejores formas de mantenerte seguro, sal al exterior y lánzate a la pista de hielo. El hockey es un deporte estupendo al que te encantará jugar durante mucho tiempo. Pero recuerda que los accidentes y lesiones pueden ocurrir independientemente de lo preparado que estés. Sigue los anteriores consejos y minimizarás significativamente los riesgos.

Revisado por: Kathleen B. O'Brien, MD
Fecha de la revisión: febrero de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.