Cómo hablar con tu pareja sobre las ETS

Read this in English

(Talking to Your Partner About STDs)

Tu y tu pareja han decidido tener relaciones sexuales. Sabe que debe hablar sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) antes de tener relaciones sexuales, pero el solo pensar en tener "la conversación" te pone muy nervioso.

Algunas personas muy seguras de sí mismas no tienen dificultad para plantear el tema de las ETS con sus parejas. Pero si tu eres una de las tantas personas que se ruborizan ante la idea, bienvenido a la Charla sobre ETS 101.

Antes de hablar

En primer lugar, infórmate. Puede resultarte más fácil hablar del tema si piensas en las ETS como un problema médico, con consecuencias graves para la salud. Busca al estudiante de medicina que llevas en tu interior y aprende todo lo que hay que saber sobre las ETS. Informarte te dará confianza y te ayudará a responder las preguntas de tu pareja posteriormente.

Sabe lo que deseas de la conversación. No puedes saber si las personas tienen ETS con solo mirarlas o conocer su historial de relaciones. Por lo tanto, deberás dejar en claro que ambos deben hacerse las pruebas antes de comenzar a tener relaciones sexuales. También deberás asegurarte de que tu pareja esté de acuerdo con el uso de condones. Pregúntale a tu pareja si tiene conocimiento de haber tenido alguna ETS. Y si tu tienes alguna ETS, deberás contárselo a tu pareja antes de tener relaciones sexuales.

Si piensas que será difícil hablar del tema, pregúntate por qué. ¿Sientes vergüenza o timidez? ¿O hay otro motivo? Algunas personas creen que sus parejas penesarán que, por hablar de estas enfermedades, estas tienen una ETS. Otras personas crean posiblemente que su pareja los rechazará. Los temas que son difíciles de abordar nos sirven para entender más profundamente la relación. Por ejemplo, las personas que prefieren separarse en vez de usar condón no tienen demasiado respeto por tu ni por ellos mismos.

Pensar en tus preocupaciones te ayuda a prepararse. Si eres tímido, por ejemplo, puedes resultarte más fácil escribir tus pensamientos y enviárselos a tu pareja.

Planifica qué dirás. Una buena planificación facilita las conversaciones difíciles. No puedes transcribir tu conversación palabra por palabra, pero puedes redactar los puntos más importantes al prepararla para no omitir nada. Lleva las notas en caso de que olvides lo que querías decir. Asimismo, como preparación puedes buscar lugares cercanos donde hagan las pruebas, como el consultorio de tu médico o un centro de salud de ETS.

La charla

Elije un momento adecuado para hablar. Busca un lugar tranquilo donde puedan hablar sin ser interrumpidos. No esperes hasta el momento antes de tener relaciones sexuales. Es más fácil tener esta charla con la ropa puesta. Además, hablar sobre las ETS en el momento de exaltación puede llevar a las personas a tomar decisiones de las que podrían arrepentirse posteriormente.

Comienza la charla (¡alguien debe hacerlo!). Plantee el tema de una forma práctica. Podrías comenzar diciendo algo como: "Hemos hablado de tener relaciones sexuales y pienso que estoy preparado. Deseo poder relajarme y disfrutarlo, pero no podré lograrlo si no estamos protegidos contra las ETS".

Observa cómo responde su pareja. Después de plantear el tema, haz una pausa para escuchar a tu pareja. (Si no hay respuesta, se directo y pregúntale qué piensa). Esto les permite comprender si coinciden en la forma de pensar, y, si no es así, pueden hablar más al respecto. Si tu pareja no piensa usar condones, por ejemplo, puedes responder con los motivos por los que no tendrá relaciones sexuales sin condones. Si ambos están de acuerdo en usar condones, pueden continuar con el siguiente paso: hacerse las pruebas.

Díle que te gustaría que fueran juntos a hacerse las pruebas. Díle a tu pareja de los lugares que encontraste para esto.

Escucha el punto de vista de tu pareja. Saber escuchar demuestra respeto y establece el tono de la charla. Además, escuchar da indicios de lo que piensa tu pareja. Lo que al principio puede parecer una resistencia a las pruebas de ETS, puede ser eventualmente una preocupación por lo que podría costar.

Manten la calma y presenta el tema de un modo objetivo. Hablar solo objetivamente puede ayudar a evitar que suene como si estuvieras juzgando o acusando a alguien.

Es normal estar nervioso cuando se habla de temas como las ETS por primera vez. Pero incluso si estás nervioso al principio, los nervios desaparecerán a medida que hables y escuches. Si deseas sentirte más cómodo al hablar de las ETS, programa una cita con tu médico antes de hablar con tu pareja. Además de servirle como una charla de práctica, tu médico puede sugerirte qué decir y aconsejarte cómo hacer las pruebas.

Charlar sobre las ETS puede ser extraño al principio, pero es mucho menos incómodo que descubrir que tu tienes una ETS después de las relaciones sexuales o descubrir que transmitiste una ETS a tu pareja. Además, es una excelente forma de aprender más sobre tu pareja y la relación: ¿Tu pareja está dispuesta a hablar sobre esto? ¿Respeta tus deseos? ¿Tu pareja trata de hacer que la charla sea más fácil (escuchando, respondiendo y entendiendo realmente) o más difícil (cerrándose, defendiéndose o burlándote de ti)? La charla correcta con la pareja correcta puede hacer que se sientan más cercanos que nunca.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de la revisión: septiembre de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.