Los perros y cómo evitar sus mordeduras

Read this in English

(Dogs and Preventing Dog Bites)

A lo mejor te encantan los perros y cada vez que ves uno quieres acariciarlo. O tal vez te dan miedo y te gustaría irte a vivir a un barrio donde no hubiera ninguno. Sea como sea, los perros están en el mundo. Millones de personas tienen perros como mascotas. Los encuentras en cualquier pueblo, en la ciudad, en el campo, incluso cuando vas de vacaciones. Los hay con infinidad de aspectos, tamaños y personalidades; ¡casi como los niños!

CUANDO MUEVEN LA COLAComo sucede con muchos tipos de mascotas —no importa el tamaño que tengan o si son bonitas o feas— hay que tener respeto por los perros, teniendo en cuenta que son animales que en determinadas circunstancias podrían hacerte daño. Puedes respetar a un perro dándole su lugar y siguiendo ciertas normas. Estas normas no sólo servirán para que el perro esté más contento, sino que también evitarán que pueda morderte.

En Estados Unidos, cada año se producen 5 millones de mordeduras de perros. De éstas, cerca de un millón precisan atención médica, como una visita a un médico o a Urgencias en un hospital. A nadie le gusta que le muerda un perro, ¿pero cómo puedes evitarlo?

Aprende los modales de tu perro

Cuando decimos que aprendas los "modales de tu perro", no queremos decir que tengas que comer en el suelo o hacer pipí en el patio. Lo que queremos decir es que deberías seguir ciertas reglas de comportamiento cuando te encuentres con perros o pases un tiempo con ellos, sobre todo si no los conoces.

Quizá tu mamá o tu papá te han enseñado que cuando conoces a alguien nuevo, le das la mano y dices: "Encantado de conocerte". Bueno, pues con los perros puedes ser igualmente educado. Esto significa tomar ciertas medidas cuando te encuentras con un perro o estás con él. A los perros les encantará que seas educado y, lo mejor de todo, ¡tendrás menos posibilidades de que te muerdan!

¿Dónde puedes aprender los modales de los perros? ¡Pues has llegado al lugar correcto!

Consejos para evitar las mordeduras

Los expertos en perros aconsejan seguir las siguientes siete normas para evitar que un perro te muerda.

  1. No lo provoques: Si haces rabiar a un perro, podría enfadarse o molestarse y morderte. Por ejemplo, si un perro está con su comida o con un juguete, nunca intentes arrebatárselos. ¡A ti tampoco te gustaría que alguien te quitase la comida cuando estás comiendo!
  2. Pide permiso para acariciarlo: Nunca acaricies a un perro sin pedir permiso al amo. A algunos perros no les gusta que los toquen personas desconocidas.
  3. Déjale espacio: Sobre todo los niños pequeños, cuando ven un bonito perro, pueden ir corriendo hacia él para acariciarlo o abrazarlo. Pero los perros necesitan espacio. Si un perro se siente agobiado, puede asustarse o enfadarse.
  4. Muévete lentamente: A algunos perros les gusta perseguir a sus presas y morder. ¡Desde luego no te gustará que un perro te persiga y te muerda! La manera de evitar esto es moverte lentamente cuando pases cerca de ellos. Nunca corras cuando te acerques a un perro o te alejes de él. Si un perro que no conoces corre hacia ti, quédate inmóvil. Si necesitas alejarte, hazlo despacio.
  5. Siempre pide ayuda a una persona mayor: Si te encuentras un perro perdido o herido, es posible que tengas la tentación de llevártelo a casa. Pero los animales perdidos o heridos pueden estar asustados o sufriendo. Pide ayuda a una persona mayor que pueda decidir cómo cuidar al animal.
  6. Dale comida con los dedos juntos: Cuando le des a un perro algo de comer de tu mano, mantén los dedos y el pulgar juntos. ¿Por qué? Así es más difícil que el perro no se confunda respecto a lo que le das de comer: ¡una golosina para perros o tus dedos!
  7. Incluso los perros buenos pueden morder: Algunas personas se sorprenden mucho cuando sus perros muerden a alguien, pero todos los perros pueden morder. Evita hacer cosas que puedan asustar o enfadar a un perro, como acorralarlo o molestarlo cuando duerme. También aprende los signos de aviso de que un perro puede morder, como que gruña, retroceda o arrugue el morro.

Que una persona adulta cuide de ti

Este es el consejo más importante de todos. Aunque a muchos perros les encantan los niños, es más seguro para todos que un adulto vigile al niño y al perro. El adulto puede ayudar a controlar al perro o decidir si el perro ya ha estado suficiente tiempo jugando con el niño y es momento de que se separen.

Los adultos también pueden recordarte que utilices las reglas de comportamiento de los perros. Y pueden ayudarte a saber de qué manera esas reglas varían un poco, dependiendo de cuánto conozcas al animal. Por ejemplo, con tu nuevo cachorrito puedes jugar a perseguirlo, pero no se te ocurra perseguir a un perro desconocido que esté gruñendo, ni tampoco alejarte corriendo.

Respecto a los perros desconocidos, hay otra razón para que recurras a un adulto. Si un perro desconocido anda solo por tu vecindario, un adulto puede decidir qué hacer al respecto. Quizá sea necesario que no salgas hasta que llegue ayuda o hasta que el perro sea devuelto a su amo.

Si los niños siguen las reglas de comportamiento de los perros —mientras los adultos están atentos a los perros y a los niños— no tiene por qué haber ningún problema. Los niños están contentos, los perros están contentos y ¡no hay mordeduras de perro!

Revisado por: Kate Cronan, MD
Fecha de revisión: abril de 2008

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.