My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Infecciones vaginales por hongos

Read this in English

(Vaginal Yeast Infections)

Cuando a Juanita le diagnosticaron amigdalitis por estreptococos, el médico le recetó un antibiótico para tratar la infección. Después de tomar el medicamento, se sintió mejor: el dolor de la garganta disminuyó y la fiebre desapareció. Pero después notó un flujo vaginal distinto del habitual en su ropa interior. Luego la cosa empeoró y empezó a sentir un picor intenso en la zona vaginal.

Juanita se lo contó a su madre y ella la llevó de nuevo a la consulta del médico. Allí descubrió que tenía una infección debida hongos. Aunque Juanita había estado nerviosa por tener que ir al médico por una razón tan íntima, luego se había sentido aliviada al descubrir que el diagnóstico y tratamiento de una infección por hongos es sencillo y no implica ningún dolor.

¿Qué es una infección por hongos?

Una infección por hongo, también conocida como candidiasis, es una infección común causada por una levadura llamada Candida albicans (un tipo de hongo).

Las infecciones por hongos suelen producirse en las partes húmedas y calientes del cuerpo, como la boca y las zonas húmedas de la piel. Cuando se produce una infección en la vagina, se habla de candidiasis vulvovaginal.

Candida puede desarrollarse en exceso por muchas razones. El estrés, el embarazo y las enfermedades, que afectan al sistema inmunológico, pueden dar lugar a que estos hongos se multipliquen, como también ocurre con ciertos medicamentos. Entre estos medicamentos se encuentran los anticonceptivos y los corticosteroides. O si estás tomando antibióticos, como por una amigdalitis, éstos pueden eliminar las bacterias "buenas" que también viven en el cuerpo y normalmente mantienen a raya el crecimiento de Candida en la vagina. Los hongos también pueden proliferar si la concentración de azúcar en la sangre de una chica es elevada. Las chicas que tienen diabetes no controlada tienen más riesgo de infecciones por hongos.

Muchas chicas observan que las infecciones por hongos tienden a aparecer justo antes de la menstruación, debido a los cambios hormonales que se producen con el ciclo menstrual. Si la ropa (sobre todo las bragas) queda demasiado ajustada o es de materiales como el nylon, que retienen el calor y la humedad, puede favorecer las infecciones por hongos porque en estas condiciones los hongos se desarrollan bien. Y las duchas vaginales y el uso de jabones perfumados pueden alterar el equilibrio de las bacterias de la vagina y favorecer la infección por hongos.

Las infecciones vaginales pueden ocurrirle a una chica y no tienen que ver con tener relaciones sexuales; aunque a veces se pueden contagiar a través de ellas. Sin embargo, esto es bastante poco común y la pareja de alguien que tiene una infección por hongos no tiene que tratarse automáticamente. Las infecciones por hongos que se contagian a través del sexo no se consideran enfermedades transmitidas sexualmente (ETS). Un médico no podrá saber de qué manera contrajiste la infección, pero podrá decirte si realmente la tienes y cómo tratarla.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones de una infección por hongos?

Los signos y síntomas comunes de una infección por hongos incluyen:

  • Picor e irritación en la vagina
  • Rojez, inflamación o picor en la vulva (los pliegues de piel alrededor de la vagina)
  • Un flujo espeso y blanco con un aspecto parecido al requesón, que generalmente es inodoro, pero que a veces puede oler a pan o a levadura de pan
  • Dolor o escozor al orinar o al tener relaciones sexuales

Si tienes alguno de estos síntomas, ve a visitar a tu médico o ginecólogo. Es fácil confundir los síntomas de una infección por hongos con los de alguna ETS u otras infecciones vaginales. Tu medico te dará el diagnóstico correcto.

¿Tienen los chicos infecciones por hongos?

Los chicos no pueden tener infecciones vaginales por hongos, pero la balanitis, una infección de la cabeza del pene, puede estar causada por la misma Candida que provoca infecciones en las chicas. Los chicos con diabetes tienen mayor tendencia a sufrir esta infección. Un chico con balanitis puede no presentar ningún síntoma o puede tener la cabeza del pene enrojecida con dolor y escozor. Algunos chicos también presentan un poco de secreción.

Los chicos que no están circuncidados deben tener un especial cuidado para asearse bien bajo el prepucio. Los pliegues húmedos y calientes del prepucio constituyen el medio ideal para el desarrollo del los hongos. Mantener la zona limpia y seca puede evitar una infección, pero si se producen síntomas, una visita al médico resolverá el problema.

¿Cómo prevenir las infecciones por hongos?

Lo que llevas –o no llevas— puede ayudarte a evitar una infección por hongos. Las infecciones se desarrollan mejor en un medio húmedo y cálido; por ejemplo, cuando se llevan trajes de baño mojados, tejanos ajustados y ropa deportiva elástica. La ropa interior y las medias de nylon y otros tejidos sintéticos que retienen la humedad también favorecen las infecciones vaginales.

Algunas chicas pueden ser sensibles a ciertos colorantes o perfumes de los jabones, geles de baño o lociones, productos sanitarios o detergentes de la ropa. Esta sensibilidad puede dar lugar a irritación, que puede ser la antesala de la infección. Lo mejor es que evites los productos perfumados y siempre que puedas utilices productos suaves sin perfume.

Para mantener tu zona vaginal seca, intenta llevar ropa interior totalmente de algodón y asegúrate de que te secas bien después de la ducha. Si puedes, lleva ropa interior de algodón para dormir o no lleves nada, y siempre lava y seca bien toda tu ropa interior antes de volver a ponértela. No lleves demasiado tiempo un traje de baño mojado y evita los tejanos y las medias demasiado ajustados.

No tomes antibióticos que te hayan sobrado de otra vez o que alguien te dé si crees tener una infección. Sólo toma antibióticos cuando te los receten a ti. Y si tienes diabetes, controla bien tu nivel de azúcar en sangre.

¿Tengo que ir a un médico?

Tratar una infección por hongos es sencillo. Pero aún así es importante que vayas al médico para que te haga el diagnóstico correcto, pues hay otras infecciones que pueden causar síntomas similares y requieren diferentes tratamientos. Tu médico puede tomar una muestra de orina —para descartar una infección de las vías urinarias— y una muestra de flujo de tu vagina para examinarla bajo el microscopio.

Si tienes una infección por hongos, probablemente el médico te recetará una pastilla por vía oral y una pomada o un supositorio vaginal. Cuando llegues a casa, sigue atentamente las instrucciones del envase. El supositorio vendrá con un aplicador para ayudarte a colocarlo en el interior de tu vagina, donde empezará a actuar.

Todos estos tipos de medicamentos pueden eliminar tus síntomas en un par de días y curar la infección en una semana. Es importante que tomes el medicamento durante todo el tiempo que el médico te haya indicado. Si dejas de tomarlo demasiado pronto, la infección podría volver.

Es posible que el médico también te recete una pomada para que la apliques alrededor de la vagina, para aliviarte el picor. Algunas de estas pomadas pueden comprarse sin receta en la farmacia, pero no deberías comprarte una pomada simplemente porque te parezca que tienes una infección por hongos. Es importante que vayas al médico para que te haga un diagnóstico, porque si tuvieras otro tipo de infección, el problema podría agravarse de no tratarse correctamente. Además, los medicamentos que se venden sin receta tampoco deben ser utilizados por personas menores de 12 años ni por mujeres embarazadas.

Las infecciones de hongos pueden ser molestas, sobre todo si se producen con frecuencia. Para ayudar a evitarlas, lleva ropa interior de algodón e intenta no llevar ropa ajustada. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2008

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.