My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Intoxicación por alimentos

Read this in English

(Food Poisoning)

Las sobras que había en la nevera olían un poco raro, pero a pesar de todo decidiste comerlas. Tenías tanta hambre, que ni siquiera las calentaste. Un par de horas más tarde, empezaste a encontrarte mal. Sentías un dolor en el estómago que se hacía más intenso a oleadas. Se pasaba un rato, pero enseguida volvía. ¡Al final vomitaste!

Esto parece un caso de intoxicación o envenenamiento por alimentos. Nadie puso veneno en tu comida, pero probablemente debieron crecer bacterias en la comida de la nevera y esas bacterias son las que han hecho que te sintieras mal. La intoxicación por alimentos puede ser leve y durar poco o puede ser más seria. Veamos cómo puede evitarse.

¿Qué es una intoxicación por alimentos?

intoxicacion por alimentosLa intoxicación por alimentos se produce por comer alimentos que contienen microbios como bacterias malas o toxinas, que son sustancias tóxicas. Las bacterias están por todas partes, por eso las intoxicaciones leves son habituales. Es posible que hayas sufrido alguna vez una intoxicación por alimentos —con diarrea o dolor de estómago— pero tu madre o tu padre tal vez dijeron que tenías gastroenteritis o una gripe estomacal.

Quizá pienses que la solución es eliminar todas las bacterias. Pero eso no es posible y tampoco te gustaría hacer eso, aunque pudieras. Las bacterias están por todas partes, incluso en los alimentos, y a veces pueden ser beneficiosas para ti. Puede que esto te parezca difícil de entender, pero hay una cosa segura: las sobras en mal estado no te sentaron bien. Pero puedes aprender cómo evitar comer estos microbios perjudiciales en los alimentos.

¿Qué microbios son los culpables?

Las comidas que consisten en productos animales, alimentos crudos o verduras o frutas no lavadas pueden contener microbios que provoquen intoxicación por alimentos. Los alimentos que más probablemente pueden provocarlas son los productos animales, como la carne, incluidas las aves (como el pollo), los huevos, la leche y el marisco (como las gambas).

Algunas de las bacterias más comunes son:

  • Salmonella (que se pronuncia: salmonela)
  • Listeria (que se pronuncia: listeria)
  • Campylobacter (que se pronuncia: campilobacter)
  • Escherichia coli (que se pronuncia: esqueriquia coli)

Para evitar la intoxicación por alimentos, es necesario preparar, cocinar y guardar correctamente los alimentos.

¿Tengo una intoxicación por alimentos?

Alguien que tiene una intoxicación por alimentos puede tener:

  • ganas de vomitar o náuseas
  • dolor de estómago
  • diarrea, que puede contener sangre
  • fiebre

A veces el malestar por la intoxicación alimentaria aparece al cabo de unas horas de haber comido el alimento en malas condiciones. Otras veces alguien puede no sentirse mal hasta varios días después. En los casos leves de intoxicación alimentaria, el malestar no te durará mucho y enseguida volverás a sentirte bien.

Puede ser difícil saber si tienes una intoxicación por alimentos u otra cosa. Tendrás que hacer un poco de detective para investigar si alguien más se ha encontrado mal. ¿Comieron lo mismo que tú? Si sólo se sintieron mal los que tomaron esa comida, la intoxicación por alimentos podría ser el problema.

Una cosas es sufrir una intoxicación alimentaria por comer algo de tu nevera, pero imagina cuántas personas podrían enfermarse si un restaurante sirviera comida contaminada con esas bacterias malas. Cuando eso ocurre, los responsables de sanidad pueden intervenir para investigar lo que ha ocurrido y asegurarse de que todo el mundo recibe el tratamiento que necesita.

¿Qué hará el médico?

Si vas al médico, te hará un montón de preguntas sobre cómo te encuentras, cuándo empezaste a sentirte mal, qué comiste en los últimos días y si alguien más, que tú sepas, se ha sentido mal. El médico podría tomar también una muestra de tus heces (caca) y de tu orina (pipí) para ver si hay bacterias en ellas que pueden haber provocado la intoxicación alimentaria.

El tipo de tratamiento que te darán por la intoxicación alimentaria dependerá del microbio concreto que te haya causado el problema. El médico puede darte algún medicamento, pero normalmente si alguien sufre intoxicación por alimentos no necesita tomar medicamentos.

También es poco frecuente que cuando un niño se intoxica con la comida tenga que ir al hospital. Por lo general, sólo tienen que ir al hospital las personas que se deshidratan mucho. Deshidratarse significa que tu cuerpo ha perdido muchos líquidos debido a la diarrea o a los vómitos. Una persona deshidratada puede recibir líquidos y medicamentos en el hospital a través de una vía intravenosa. Para no deshidratarte, intenta beber muchos líquidos cuando algo te siente mal.

También puede que tengas que ir al hospital si tienes sangre en las heces. Si ves que tienes, díselo enseguida a tus padres.

Cómo protegerse de los microbios

intoxicacion por alimentosPara evitar la intoxicación por alimentos se pueden hacer muchas cosas. Estas medidas deben tomarse en cada etapa, desde la preparación para cocinar los alimentos hasta el momento de guardar las sobras. Los adultos tienen mucha responsabilidad en esto, pero los niños también pueden ayudar a evitar que se desarrollen los microbios. Una de las mejores medidas es lavarte las manos si vas a ayudar a preparar la comida.

¿Cuando debes lavarte? Antes de empezar, para que los microbios de tus manos no se queden en la comida, y después, para que no te contamines ni contamines a nadie con los microbios de la comida. Si no lo haces, los microbios podrían propagarse así:

  1. Ayudas a preparar hamburguesas.
  2. Las bacterias malas de la carne picada cruda pasan a tus manos.
  3. Le das la mano a tu hermanita.
  4. Ella usa esa mano para comerse la merienda.
  5. Ahora tus hermanita se ha comido las bacterias, que pueden hacer que se sienta mal.

Otras medidas que puedes tomar para no tener problemas con la comida son:

  • Lavar las frutas y las verduras antes de comerlas.
  • Sólo comer alimentos que se hayan cocinado bien. Si cortas el pollo y encuentras que por dentro tiene un color rosado y está crudo, díselo a un adulto.
  • Mira bien lo que comes y huélelo también. Si algo tienen un aspecto o un olor distinto del habitual, coméntalo con un adulto antes de comerlo o beberlo. La leche es un buen ejemplo. Si alguna vez pruebas la leche agria, ¡nunca más querrás volver a probarla! El moho (que puede ser verde, rosa, blanco o marrón) también indica a menudo que un alimento está en malas condiciones.
  • Si vas a comer sobras, pide a un adulto que te ayude a calentarlas. Al calentarlas, puedes matar las bacterias que hayan crecido mientras estaban en la nevera.
  • Comprueba la fecha de caducidad. Muchos alimentos envasados llevan una fecha de caducidad o una fecha límite de venta. No comas ningún alimento si la fecha de ese día es posterior a la fecha de caducidad. Algunas de estas fechas se indican como "fecha límite de venta", lo que significa que la comida no puede venderse en una tienda después de esa fecha.
  • Cubre la comida y guárdala en la nevera enseguida. Las bacterias se desarrollan pronto en la comida que se deja a temperatura ambiente. Al guardar la comida en la nevera, ¡esas bacterias malas se quedan heladas!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2008

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.