My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
5 mitos sobre las ETS

Read this in English

(5 Myths About STDs)

Se transmite tanta información errónea sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que no es sorprendente que las enfermedades también se transmitan. Por supuesto, la única manera de estar completamente seguro de que no contraerás una ETS como herpes, clamidia o VIH es no mantener relaciones sexuales (abstinencia). Sin embargo, si decides mantener relaciones sexuales, deberás mantenerte informado y saber qué es cierto y qué no.

A continuación, te presentamos 5 de los conceptos erróneos más comunes sobre las ETS.

Mito: Solo las personas promiscuas contraen ETS.

Realidad: Las ETS no discriminan.

CondonesCondones: la segunda mejor opción después de la abstinencia

Usa un condón cada vez que mantienes relaciones sexuales, incluido sexo anal u oral. Los condones de látex son muy eficaces en ayudar a prevenir las ETS, aunque no en un 100% (solo la abstinencia total lo es). Si tú o tu pareja son alérgicos al látex, usen un condón de poliuretano.

Las personas ricas contraen ETS. Las personas pobres también. Los atletas y los fanáticos de la matemática también, al igual que los directores ejecutivos y los profesores. Incluso una persona que va a tener relaciones sexuales por primera vez puede contraer una ETS. Las únicas personas que no están en riesgo de contraer una ETS son las que no han mantenido relaciones sexuales ni ningún tipo de contacto sexual.

¿Qué pueden hacer? Si decides mantener relaciones sexuales, siempre usa un condón cada vez que lo hagas. Aun si ya estás usando otro método anticonceptivo, como la píldora, debes usar un condón. Esto se debe a que los condones son el único método anticonceptivo que reduce el riesgo de contraer una ETS.

Mito: Si tu pareja tiene una ETS, lo notarás.

Realidad: A menudo, las personas que tienen una ETS no presentan ningún signo.

Realizate los examenes¿Tendrás relaciones sexuales? Realízate los exámenes. No siempre puedes notar si una persona tiene una ETS con solo mirarla. Algunas ETS solo se pueden detectar a través de exámenes. Por supuesto, si notas algunos signos de infección, como una secreción inusual, consulta con un médico o visita un centro de salud de inmediato. Las ETS deben tratarse rápidamente para que no ocasionen problemas de salud a largo plazo.

A veces, ni siquiera los médicos pueden notar si una persona tiene una ETS con solo mirarla. Por lo tanto, deben realizar análisis, por ejemplo, de sangre. Las personas que tienen ETS pueden no saberlo debido a lo siguiente: Las ETS no siempre producen síntomas. Sin embargo, es posible portar y transmitir el virus sin haber tenido nunca un brote. Las ETS que no se traten pueden transformarse en serios problemas de salud, como esterilidad (la imposibilidad de concebir) o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que pueden hacer que acabes en el hospital.

¿Qué pueden hacer? Aun si ambos creen estar sanos, háganse los exámenes antes de mantener relaciones sexuales. Siempre usen un condón, para estar seguros. Algunas ETS pueden tardar en manifestarse en los resultados de los exámenes.

Mito: Puedes evitar las ETS teniendo sexo anal u oral.

Realidad: Si tienes sexo (oral, anal, vaginal o solo contacto sexual), puedes tener una ETS.

Los virus o las bacterias que ocasionan las ETS pueden ingresar al organismo a través de pequeños cortes o desgarros en la boca y el ano, así como también en los genitales. Algunas ETS, como el herpes o las verrugas genitales, pueden transmitirse a través del contacto de la piel con una zona infectada o con úlceras.

¿Qué pueden hacer? Usa un condón o un protector dental cada vez que tengas sexo anal u oral. Si el sabor del látex no te agrada, existen condones saborizados fabricados específicamente para el sexo oral.

Mito: Si ya tuviste una ETS, no puedes contraerla nuevamente.

Realidad: Puedes contraer algunas ETS más de una vez.

Algunas ETS duran toda la vida, como el herpes y el VIH. Otras, como la clamidia y la gonorrea, pueden tratarse pero puedes contraerlas nuevamente si tienes contacto sexual con alguien que las tenga.

¿Qué pueden hacer? ¡Protegerte con condones, por supuesto! Y si vas a mantener relaciones sexuales, comunícaselo a tu médico para realizarte exámenes periódicamente. Si, de hecho, te diagnostican una ETS, tú y tu pareja deben recibir tratamiento al mismo tiempo. De esa manera, tu pareja evitará futuros problemas y volver a contagiarte.

Mito: Si te realizas los exámenes y no tienes una ETS, tu pareja no necesita realizárselos.

Realidad: Tu pareja podría tener una ETS y no saberlo.

¿Quién quiere hacer el esfuerzo de realizarse los exámenes, saber si está sano y terminar contagiándose una ETS de cualquier modo por su pareja?

¿Qué pueden hacer? Realizarse los exámenes juntos. Puede no ser su cita más romántica, pero nada demostrará más que esa persona te importa como tratar de protegerla de una enfermedad.

Las ETS son más que un motivo de vergüenza. Son un problema de salud grave. Si no se las trata, algunas ETS pueden causar daños permanentes, tales como esterilidad e incluso la muerte.

Existen cientos de mitos acerca del sexo y las ETS. Los que presentamos anteriormente son solo algunos ejemplos. Por suerte, tú sólo necesitas recordar estas verdades esenciales:

  1. La única forma de evitar al 100% las enfermedades de transmisión sexual y el embarazo es no tener sexo.
  2. Si tienes sexo, usa preservatives o condones todas las veces que lo hagas.
  3. Si tuviste sexo, hacéte chequear para enfermedades de transmisióm sexual.

Revisado por: Krishna Wood White, MD, MPH
Fecha de la revisión: junio de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.