Ultrasonido: cabeza

Read this in English

(Ultrasound: Head)

Qué es

El ultrasonido de la cabeza, también denominado "ecografía cerebral", es un examen seguro e indoloro en el cual se utilizan ondas sonoras para obtener imágenes del cerebro.

Durante el estudio, una máquina de ultrasonido envía ondas sonoras hacia la cabeza y las imágenes se registran en una computadora. Las imágenes blanco y negro muestran la estructura interna del cerebro, lo cual incluye los ventrículos (las cavidades llenas de líquido del cerebro) y los vasos sanguíneos.

Los ultrasonidos de la cabeza sólo se realizan en los bebés cuyos huesos del cráneo no se han unido completamente (es decir, que aún poseen una zona blanda en la cabeza, conocida como "fontanela"). Esto se debe a que los huesos bloquean el paso de las ondas de ultrasonido. La fontanela proporciona una abertura para que las ondas sonoras lleguen al cerebro.

Por qué se realiza

Los médicos solicitan ultrasonidos de la cabeza cuando están preocupados por problemas neurológicos en los niños. A los bebés prematuros que requieren de cuidados intensivos se les suele realizar una ecografía cerebral para descartar complicaciones neurológicas de la falta de maduración, como hemorragia cerebral (hemorragia intraventricular) o lesiones en la materia blanca del cerebro que rodea los ventrículos (leucomalacia periventricular).

Los médicos también solicitarán un ultrasonido de la cabeza para bebés que presenten:

  • un incremento anormal en el tamaño de la cabeza
  • prominencia de la fontanela
  • síntomas neurológicos
  • traumatismo en la cabeza

Los ultrasonidos de la cabeza suelen ayudar a diagnosticar lo siguiente:

  • hemorragia en el tejido cerebral o los ventrículos
  • hidrocefalia (exceso de líquido en el cerebro y los ventrículos)
  • una masa en el cerebro, como un tumor o un quiste
  • posibles complicaciones de la meningitis

Preparación

No es necesario hacer nada especial para preparar a su hijo para un ultrasonido de la cabeza. Antes de que comience el estudio, debe indicarle al técnico si su hijo está tomando algún medicamento.

Procedimiento

El ultrasonido de la cabeza se realiza en el departamento de radiología de un hospital o en un centro radiológico. Por lo general, se permite que los padres acompañen al niño para tranquilizarlo y brindarle apoyo.

Si su hijo está hospitalizado y no puede ser transportado al departamento de radiología, es posible llevar una máquina portátil de ultrasonido hasta su habitación. Esto se suele hacer en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

El ultrasonido de la cabeza se puede realizar con el bebé acostado boca arriba o boca abajo, o incluso, si es necesario, con el niño en los brazos de sus padres. La sala suele estar oscura para poder ver las imágenes con claridad en la pantalla de la computadora. El técnico (ecógrafo) entrenado en la obtención de imágenes por ultrasonido colocará un gel transparente y tibio sobre el cuero cabelludo del niño (sobre la fontanela). Este gel ayuda a transmitir las ondas sonoras.

El técnico después frotará un pequeño instrumento de mano (transductor) sobre el gel. El transductor emite ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora mide de qué manera las ondas rebotan en la cabeza. La computadora transforma esas ondas sonoras en imágenes que se pueden analizar.

A veces, al finalizar el estudio, entra un médico para conocer a su hijo y tomar algunas imágenes más. El procedimiento suele demorar entre 15 y 30 minutos.

head_ultrasound

Qué esperar

El ultrasonido de la cabeza es un estudio indoloro, pero es posible que su hijo sienta una ligera presión en la cabeza mientras se mueve el transductor. Quizás el gel se sienta frío y húmedo.

Obtención de los resultados

Un radiólogo (médico especialmente entrenado en la lectura e interpretación de las imágenes radiológicas y de ultrasonidos) interpretará los resultados de la ecografía y le dará la información a su médico, quien conversará acerca de los resultados con usted. Si los resultados parecen anormales, el médico puede solicitar otros exámenes.

En una emergencia, los resultados de un ultrasonido pueden estar listos rápidamente. De lo contrario, suelen estar listos en 1 ó 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente al paciente o a la familia en el momento del examen.

Riesgos

El ultrasonido de la cabeza no implica ningún riesgo. A diferencia de las radiografías, este análisis no hace uso de radiación.

Ayudar a su hijo

A veces, los bebés lloran en la sala de ultrasonido, en especial si están sujetos, pero esto no interfiere con el procedimiento. Puede alimentar a su bebe u ofrecerle un chupete o su juguete favorito para tranquilizarlo.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca del ultrasonido de la cabeza, hable con su médico. También puede hablar con el técnico antes del procedimiento.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.