Infecciones fúngicas

Read this in English

(Fungal Infections)

¿En qué piensas cuando escuchas la palabra hongos? ¿Piensas en las setas? Una seta es un tipo de hongo, pero la palabra hongo también hace referencia a un tipo de germen que vive en todos nosotros.

La mayor parte del tiempo, este germen es inofensivo; sin embargo, a veces puede causar un problema llamado infección fúngica. Suena grave, pero no debes preocuparte ni sentirte avergonzado. Muchas personas contraen infecciones fúngicas, aunque generalmente son fáciles de tratar porque no es habitual que un hongo se propague debajo de la piel.

Si contraes una de estas infecciones, te habrás deshecho del hongo antes de que te puedas dar cuenta.

¿Qué es una infección fúngica?

Un hongo, palabra que se usa para más de un tipo, se puede hallar en diferentes partes del cuerpo. A continuación se enumeran algunos tipos de infecciones fúngicas frecuentes:

  • La tiña es un tipo de infección fúngica del cabello, la piel o las uñas. Cuando se produce en la piel, habitualmente comienza como una pequeña zona enrojecida del tamaño de un guisante. A medida que esta crece, se extiende en forma de círculo o anillo. A menudo, se la conoce en inglés como "ringworm" (anillo de gusanos) porque puede parecer que hay gusanos diminutos debajo de la piel (pero, por supuesto, no es así).

    Dado que los hongos que causan la tiña viven en diferentes partes del cuerpo, reciben su nombre en función de la parte del cuerpo que infectan. La tiña del cuero cabelludo se encuentra en la cabeza, y la tiña corporal afecta otras áreas de la piel.
  • El pie de atleta es otro tipo de infección fúngica que suele aparecer entre los dedos de los pies, pero también puede afectar las uñas, las plantas o los lados de los pies.
  • La tiña inguinal es una infección fúngica de las ingle y la parte superior de los muslos. Tal vez pienses que solo los hombres y los niños la contraen, pero las niñas y las mujeres también pueden contraerla.
  • La cándida es una levadura similar a los hongos. Afecta con mayor frecuencia la piel alrededor de las uñas o las zonas blandas y húmedas alrededor de los orificios del cuerpo. La dermatitis del pañal en los bebés puede deberse a un tipo de infección por cándida, al igual que las aftas (manchas blancas que a menudo aparecen en las bocas de los bebés). Las niñas mayores y las mujeres pueden desarrollar otra clase de infección por cándida en la vagina y alrededor de esta, que recibe el nombre de vulvovaginitis por cándida.

¿Por qué los niños contraen infecciones fúngicas?

Muchos niños contraen infecciones fúngicas. A los niños les encanta compartir y estar juntos. Algunas de estas infecciones son contagiosas, lo que significa que se pueden transmitir fácilmente de una persona a otra. Estar en contacto cercano o compartir un peine o un cepillo para el cabello con una persona que tiene tiña puede la transmitir el hongo. Puesto que los hongos necesitan un lugar cálido, oscuro y húmedo para crecer, las duchas públicas, las piscinas, los vestuarios e incluso el calor del calzado y las medias pueden darles la oportunidad perfecta para atacar.

Los niños que toman antibióticos pueden contraer una infección por levaduras. Los antibióticos eliminan los gérmenes que nos provocan enfermedades, pero también pueden matar muchas de las bacterias inofensivas que hay en nuestros cuerpos. Generalmente, estas bacterias inofensivas compiten con las levaduras por un lugar para vivir, pero cuando los antibióticos las eliminan, las levaduras pueden crecer libremente.

A veces, un hongo puede infectar a los niños si estos tienen un trastorno del sistema inmunitario (esto quiere decir que sus cuerpos no pueden combatir ciertos tipos de infecciones). Esto no es frecuente, pero sucede.

¿Cómo sé si tengo una infección fúngica?

Muchos problemas de la piel se parecen a una infección fúngica; por lo tanto, la mejor forma de saberlo con certeza es consultar al médico. A continuación se describen algunos signos que tú y tus padres pueden buscar:

  • El pie de atleta provoca síntomas que incluyen piel enrojecida, seca y agrietada así como picazón entre los dedos de los pies. Algunas personas también tienen bultos rojos y rugosos llenos de pus en las plantas y los lados de los pies.
  • La tiña inguinal aparece como una erupción con los bordes elevados en la zona de la ingle. Provoca picazón y a menudo ardor. Es bastante frecuente, especialmente si practicas deportes. La sudoración y el uso de implementos para hacer deportes pueden favorecer este tipo de erupción.
  • La tiña de la cabeza comienza como un pequeño bulto o una zona rugosa que parece caspa. El grano o la zona se hacen más grandes, y el cabello del área infectada puede volverse quebradizo y caerse. Esto puede causar zonas rugosas de calvicie, pero el cabello volverá a crecer. Si tienes tiña en los brazos, las piernas o el pecho, quizás veas pequeñas manchas rojas que se extienden hasta convertirse en anillos grandes.
  • La cándida, la levadura, provoca picazón de la piel en la zona infectada. La piel también puede estar enrojecida e hinchada.

Despídete de los hongos

No es tan difícil deshacerse de una infección fúngica. El médico puede tomar la decisión de raspar una pequeña cantidad de piel irritada o cortar un trozo de cabello o de uña y observarlos bajo un microscopio o hacerles un cultivo.

Una vez que el médico sabe qué tipo de infección tienes, las cremas y los champús antifúngicos pueden ser de ayuda para combatirla. En ocasiones, el médico recetará un medicamento para tomar por boca. Debes tomarlo durante todo el tiempo que el doctor te indique.

Tal vez no sea posible evitar por completo las infecciones fúngicas, pero puedes protegerte.

Para evitar el pie de atleta:

  • Lávate los pies todos los días.
  • Sécalos bien, especialmente entre los dedos.
  • Usa sandalias o chinelas cuando camines en los vestuarios, las piscinas y las duchas públicas.
  • Usa medias limpias. Si están húmedas o mojadas, cámbiatelas lo antes posible.
  • Ponte en los pies un talco medicinal para ayudar a disminuir la transpiración. (Consulta primero a tus padres).

Para evitar la tiña inguinal:

  • Usa ropa interior limpia de algodón y pantalones holgados.
  • Mantén seca y limpia la zona de la ingle.

Para evitar las desagradables infecciones por cándida:

  • Quítate el traje de baño húmedo en lugar de dejártelo mientras te relajas.
  • Usa ropa interior limpia de algodón.

Tal vez siempre haya "hongos entre nosotros"; sin embargo, podemos disminuir enormemente su habilidad para invadir y crecer.

cha de la revisión: enero de 2011

Revisado por: Patrice Hyde, MD
Fecha de la revisión: enero de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.