Elección de juguetes seguros

Read this in English

(Choosing Safe Toys)

Cada año, llegan a las tiendas cientos de juguetes nuevos que se agregan a los millones ya existentes en el mercado. Los juguetes deben ser divertidos y cumplir una función importante en el desarrollo de los niños. Pero todos los años, son muchos los niños que reciben tratamiento en las salas de emergencia de los hospitales debido a lesiones relacionadas con el uso de juguetes. Uno de los riesgos es atragantarse, particularmente para niños de hasta 3 años porque en esas edades suelen llevarse los objetos a la boca.

Los fabricantes siguen ciertas pautas y clasifican la mayoría de los nuevos juguetes de acuerdo a grupos de edades. Pero, probablemente, lo más importante que puede hacer un padre es supervisar el juego.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por su sigla en inglés) reglamenta y monitorea estrictamente los juguetes. Desde el año 1995, cualquier juguete fabricado en los Estados Unidos (o importado al país) debe cumplir con las normas de la CPSC.

Aquí incluimos algunas pautas generales para recordar al comprar juguetes:

  • Los juguetes de tela deben contar con una etiqueta que indique que son resistentes a las llamas, o que las retardan.
  • Los juguetes de peluche deben ser lavables.
  • La pintura de los juguetes no debe contener plomo.
  • Los materiales para actividades manuales y artísticas no deben ser tóxicos.
  • Los crayones y las pinturas deben indicar en el envase que cumplen con la norma ASTM D-4236. Esto significa que han sido evaluados por la American Society for Testing and Materials (ASTM).

Evite los juguetes viejos, incluso los que los amigos o la familia le pasan. Tal vez estos juguetes tengan un valor sentimental y, con seguridad, le resultarán económicos, pero es muy probable que no cumplan con las normas de seguridad actuales y es posible que estén tan gastados que podrían romperse y volverse peligrosos.

Y asegúrese de que los juguetes no sean demasiado ruidosos para su hijo. El ruido de algunos sonajeros, juguetes para oprimir, musicales o electrónicos puede ser tan elevado como el de una bocina de automóvil (o incluso más fuerte si el niño lo coloca directamente sobre los oídos) y puede dañar la audición.

Juguetes adecuados para cada edad

Lea siempre las etiquetas para asegurarse de que el juguete es adecuado para la edad del niño. Las pautas publicadas por la CPSC y otros grupos pueden ser útiles para tomar esas decisiones de compra. Aun así, utilice su propio juicio y tenga en cuenta el temperamento, los hábitos y el comportamiento de su hijo cada vez que adquiera un nuevo juguete.

Tal vez crea que un niño avanzado, en comparación con sus pares, puede manipular juguetes para niños mayores. Pero los niveles de edades de los juguetes se determinan de acuerdo con factores de seguridad, no según la inteligencia o la madurez del niño.

Aquí incluimos algunas pautas específicas para cada edad que usted puede tener en cuenta:

Para bebés, niños que ya caminan y niños en edad preescolar

  • Los juguetes deben ser lo suficientemente grandes – por lo menos 11/4 pulgada (3 centímetros) de diámetro y 21/4 pulgadas (6 centímetros) de longitud – de manera que no se puedan tragar o queden atascados en la tráquea. Puede adquirir un tubo de prueba para determinar si el juguete es muy pequeño. Estos equipos son tubos diseñados con aproximadamente el mismo diámetro que la tráquea de un niño. Si un objeto cabe dentro del tubo, es demasiado pequeño para el niño. Si no puede conseguir uno de estos productos, puede utilizar el tubo interior del rollo de papel higiénico.
  • Evite las canicas, las monedas, las pelotas y los juegos con pelotas de un diámetro inferior a 1,75 pulg. (4,4 cm) ya que pueden quedar atascados en la garganta, arriba de la tráquea, e impedir la respiración normal.
  • Los juguetes que funcionan a baterías, deben contar con receptáculos para baterías que se cierren con tornillos, de manera que los niños no los puedan abrir. Las baterías, y los líquidos que puedan derramar estas baterías, presentan un gran peligro para el niño. Entre estos peligros se encuentran la asfixia, los sangrados internos y las quemaduras por productos químicos.
  • Cuando verifique la seguridad del juguete para un bebé o un niño pequeño que ya camina, asegúrese de que sea irrompible y lo suficientemente fuerte para resistir las mordidas. Además, asegúrese de que no tenga lo siguiente:
    • bordes filosos o piezas pequeñas como ojos, ruedas o botones que se puedan desprender.
    • puntas pequeñas que al introducirse en la boca puedan llegar a la garganta del niño.
    • cintas, hilos o cordones de más de 7 pulgadas (18 centímetros).
    • piezas que puedan pellizcar los pequeños dedos del niño.
  • La mayor parte de los rodados pueden utilizarse una vez que el niño es capaz de sentarse correctamente sin ayuda – pero lea las recomendaciones del fabricante. Los juguetes con ruedas, como los caballos que se balancean o los carritos, vienen con cinturones o cintas de seguridad y son lo suficientemente estables y seguros para evitar que se volteen.
  • Los juguetes de peluche y otros juguetes que se venden o que se regalan en las ferias ambulantes, o en las máquinas expendedoras, no están obligados a pasar ninguna prueba de seguridad. Observe con cuidado los juguetes que ha obtenido de una feria para ver si tienen piezas flojas o bordes filosos antes de dárselos al niño.

Para niños en edad escolar

  • Las bicicletas, los monopatines, las patinetas y los patines de ruedas deben utilizarse siempre con cascos que cumplan con las normas de seguridad actuales. También se recomienda el uso de otros equipos de seguridad, como guantes, muñequeras y rodilleras. En las etiquetas encontrará información sobre si estos equipos cuentan con la certificación de CPSC o Snell.
  • Las redes deben estar correctamente construidas y bien sujetas a los aros de básquet para que no se conviertan en un riesgo de estrangulamiento.
  • Los dardos y las flechas de juguete deben tener puntas blandas o ventosas en los extremos; no deben tener puntas duras.
  • Las pistolas de juguete deben ser de colores vivos para que no puedan ser confundidas con las armas reales y debe enseñarles a los niños que jamás deben apuntar a otra persona con un dardo, una flecha o una pistola.
  • Los niños menores de 16 años no deben tener pistolas de aire comprimido o rifles de municiones de plástico.
  • Los juguetes eléctricos deben contar con el rótulo de UL, que indica que cumplen con las normas de seguridad establecidas por Underwriters Laboratories.

Lograr que los juguetes continúen siendo seguros en la casa

Después de comprar juguetes que no presentan peligros, también es importante asegurarse de que los niños sepan cómo usarlos. La mejor manera de lograrlo es supervisarlos mientras juegan. Al jugar con sus hijos usted les enseñará que se puede jugar de una manera segura y divertirse al mismo tiempo.

Los padres deben hacer lo siguiente:

  • Enseñar a los niños a guardar los juguetes.
  • Revisar los juguetes regularmente para asegurarse de que no estén rotos y que se puedan usar:
    • Los juguetes de madera no deben tener astillas.
    • Las bicicletas y los juguetes para usar al aire libre no deben estar oxidados.
    • Los juguetes de peluche no deben tener costuras rotas ni partes expuestas que se puedan quitar.
  • Tire los juguetes rotos o repárelos inmediatamente.
  • Guarde los juguetes para usar al aire libre cuando no estén en uso. Así evitará que queden expuestos a la nieve o la lluvia.

Y asegúrese de que los juguetes estén limpios. Algunos juguetes de plástico se pueden lavar en el lavaplatos, pero primero debe leer las indicaciones del fabricante. Otra opción es mezclar jabón antibacteriano o detergente para vajillas suave con agua caliente en un pulverizador y utilizar la solución para limpiar los juguetes, sin olvidar enjuagarlos.

Objetos peligrosos

Los niños pueden verse tentados por muchos objetos que no son juguetes. Es importante mantenerlos alejados de los siguientes peligros:

  • fuegos artificiales
  • fósforos
  • tijeras afiladas
  • globos (los globos desinflados o rotos pueden producir asfixia o hacer que el niño se atragante)

Denunciar los juguetes que son peligrosos

Verifique el sitio de la CPSC para ver la última información acerca de los juguetes que son retirados del mercado. O comuníquese telefónicamente al (800) 638-CPSC para denunciar un juguete que usted considera peligroso. Si tiene dudas acerca de la seguridad de un juguete, más vale actuar con cautela y no permitir que su hijo juegue con él.

Revisado por: Kate Cronan, MD, and Steve Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.