El retraso puberal

Read this in English

(Delayed Puberty)

A Jeff no le gusta su clase de gimnasia. No se trata de que no le guste jugar fútbol o baloncesto o cualquiera de las otras actividades; lo que no le gusta es estar en el vestidor del gimnasio al final de la clase y tomar una ducha en frente de sus amigos. A pesar de que el cuerpo de los otros niños está creciendo y cambiando, su cuerpo parece haberse quedado en un tiempo anterior. Él es más pequeño que la mayoría de los otros niños en su curso y su voz no tiene un tono fuerte o profundo. Siente vergüenza porque todavía parece un niño pequeño.

Abby también sabe lo que es sentirse diferente. La parte de arriba del bikini que sus amigas suelen llenar con facilidad aún le queda grande. A la mayoría de sus amigas les ha llegado la menstruación y ella aún no ha recibido ninguna señal. Abby ni siquiera tiene que depilarse las piernas o las axilas, pero aun así ella lo hace para ser como las demás niñas.

Ambos, Jeff y Abby se preocupan y se preguntan lo que está pasando con ellos.

¿Qué es el retraso puberal?

La pubertad es el momento cuando el cuerpo se desarrolla de la niñez a la edad adulta. Tú sabrás que estás atravesando la pubertad debido a los cambios que tu cuerpo experimentará. Si eres una niña, te darás cuenta de que tus senos y el vello púbico se desarrollan, que tu estatura es mayor y que tienes tu menstruación. La figura de tu cuerpo probablemente cambiará— tus caderas serán más anchas y tendrás más curvas.

Si eres un niño, comenzarás a tener vello púbico y facial, tu estatura aumentará, y tu pene y tus testículos aumentarán de tamaño. La forma de tu cuerpo también comenzará a cambiar — tus hombros se ensancharán y tu cuerpo tendrá más musculatura.

Estos cambios son ocasionados por las hormonas sexuales (testosterona en los chicos y estrógeno en las niñas) que tu cuerpo comienza a producir en cantidades mayores que antes.

La pubertad ocurre durante varios años y la edad en la que comienza y termina varía enormemente. Generalmente comienza entre los 7 y 13 años de edad en las niñas, y entre los 9 y 15 años en los niños, aunque puede ocurrir antes o después en algunas personas. El rango tan amplio en las edades es normal y por eso puede que te desarrolles antes o después que la mayoría de tus amigos.

Algunas veces, de todas maneras, las personas atraviesan este periodo de sus edades sin experimentar ningún cambio en sus cuerpos. A esto se le llama el retraso puberal.

¿Qué causa el retraso puberal?

Existen varias razones por las que la pubertad puede retrasarse. En la mayoría de los casos, es simplemente un caso patron de crecimiento y desarrollo caracteristico de una determinada familia. Un niño o niña puede enterarse de que sus padres, tíos, hermanos, hermanas o primos se desarrollaron más tarde de lo usual. A esto se le llama retraso constitucional (o lo que se conoce en inglés como “late bloomer”, quien se desarrolla más tarde de lo normal) y generalmente no necesita ningún tipo de tratamiento. Estos adolescentes generalmente se desarrollaran con normalidad, solamente un poco después que la mayoría de sus compañeros.

Ciertos problemas médicos también pueden ocasionar retrasos en la pubertad. Algunas personas con enfermedades crónicas como la diabetes, la fibrosis quística, enfermedades renales o incluso asma puede que experimenten la pubertad unos años más tarde porque estas enfermedades hacen más difícil que sus cuerpos crezcan y se desarrollen. El tratamiento apropiado y un mejor control de muchas de estas condiciones pueden ayudar a reducir la incidencia del retraso puberal.

Una persona desnutrida — sin suficientes alimentos y nutrientes para su desarrollo — puede que se desarrolle más tarde que sus compañeros que consumen una dieta sana y equilibrada. Por ejemplo, los adolescentes con anorexia nervosa generalmente pierden tanto peso que sus cuerpos no se pueden desarrollar con normalidad. Las niñas que son demasiado activas en deportes pueden desarrollarse tarde porque su nivel de ejercicio las mantiene muy delgadas. El cuerpo de las niñas requiere de una cierta cantidad de grasa para que la pubertad ocurra o para que tengan sus menstruaciones.

El retraso puberal también puede ocurrir debido a problemas con la glándula pituitaria o la tiroides. Estas glándulas producen hormonas que son importantes para el crecimiento y el desarrollo.

Algunas personas que no experimentan la pubertad a la edad considerada normal tienen problemas con sus cromosomas, donde reside ADN que a su vez contiene el programa de construcción del cuerpo. Los problemas con los cromosomas pueden interferir en el proceso normal de crecimiento. El síndrome de Turner es un ejemplo de los trastornos con los cromosomas. Esta condición sucede cuando uno de los dos cromosomas X de la mujer es anormal o no existe. Esto ocasiona problemas en el desarrollo de los ovarios de las niñas y la producción de hormonas sexuales. Las mujeres que tienen el síndrome de Turner y que no han recibido tratamiento tienen una estatura inferior a la normal, son infértiles y puede que tengan otros problemas médicos.

Hombres con el síndrome de Klinefelter nacen con un cromosoma X adicional (XXY en lugar de XY). Esta condición puede ralentizar el desarrollo del cuerpo.

¿Qué pueden hacer los doctores?

La buena noticia es que si hay un problema, los doctores generalmente pueden ayudar a los adolescentes que presentan una pubertad tardía a que se desarrollen con mayor normalidad. Así que si te preocupa saber si no te estás desarrollando como deberías, debes pedirle a tus padres que hagan una cita con tu doctor.

Además de realizar un examen físico, el doctor anotará tu historia médica preguntándote sobre preocupaciones y síntomas que puedas tener, tu salud en el pasado, la salud de tu familia, cualquier medicamentos que estés tomando, cualquier alergia que puedas tener y cualquier otros temas como patrones de crecimiento en tu familia. Él o ella pueden estudiar tu curva de crecimiento para ver si tu ésta refleja algún problema. También, el doctor puede que ordene exámenes de sangre para evaluar tu tiroides, tu glándula pituitaria, tus cromosomas u otros problemas. Puede que también realice una prueba de rayos X conocida como edad osea que ayuda al doctor a saber si tus huesos están madurando con normalidad.

En muchos casos, el doctor podrá asegurarte que no hay un problema físico que haya retrasado tu pubertad, confirmando que simplemente te desarrollarás un poco más tarde que otros jóvenes. Si el doctor encuentra un problema, él o ella puede referirte a un endocrinólogo pediátrico, un doctor que se especializa en tratar a los niños(as) y a los adolescentes con problemas de crecimiento o a otro especialista para que realice más pruebas medicas o tratamientos.

Algunos adolescentes que se desarrollan más tarde de lo normal, se preocupan esperando a que los cambios de la pubertad ocurran – incluso si un doctor les ha asegurado que son normales. En algunos casos, los doctores ofrecen a los adolescentes un curso breve (generalmente de unos pocos meses de duración) de tratamiento con hormonas para que los cambios de la pubertad tengan lugar. Generalmente, cuando el tratamiento se elimina unos pocos meses después, las propias hormonas del adolescente continuarán el proceso de la pubertad.

Lidiando con la pubertad

Puede ser difícil ver cómo crecen tus amigos sin que tú puedas vivir la misma experiencia. Puede que sientas que nunca llegarás a estar al mismo nivel que ellos. La gente en tu escuela puede que se burle de tu pequeña estatura o de tu pecho plano. Incluso cuando el doctor o tus padres te dicen que eventualmente todo se arreglará- o cuando tú crees que tienen razón — es difícil esperar por algo que te afecta personalmente.

Si te sientes deprimido o si tienes problemas en la escuela por el retraso en tu desarrollo, habla con tu mamá o tu papá, con tu doctor, o con otro adulto en quien confíes para encontrar un consejero o un terapeuta con quien puedas hablar. La persona que elijas te ayudará a expresar tus sentimientos y a buscar formas de lidiar con ellos.

La pubertad tardía puede ser algo difícil de aceptar y de enfrentar— pero es un problema que generalmente se resuelve. Pide ayuda si estás preocupado(a) por tu desarrollo. Y recuerda que en la mayoría de los casos, eventualmente te desarrollarás igual que tus compañeros(as).

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.