Cuando la concentración de azúcar en sangre es demasiado baja

(When Blood Sugar Is Too Low)

La hipoglucemia es el término médico que se utiliza para referirse a las concentraciones bajas de azúcar en sangre. Requiere tratamiento inmediato. ¿Por qué? Porque la glucosa, o azúcar, es el principal combustible o fuente de energía del cuerpo. Esto significa que tu cuerpo, incluyendo tu cerebro, necesita glucosa para funcionar correctamente.

Cuando tu concentración de azúcar en sangre desciende más de lo que debería, puedes sentirte muy mal. Tus padres y tu equipo de diabetología te indicarán qué concentración de azúcar en sangre deberías tener y qué deberías hacer si te baja demasiado.

¿Qué provoca la hipoglucemia en las personas con diabetes?

Qué pasa en la diabetes?

Los niños con diabetes pueden tener una concentración baja de azúcar en sangre debido a los medicamentos que tienen que tomar para controlar la diabetes. Los niños con diabetes pueden necesitar una hormona denominada insulina y/o comprimidos para la diabetes para ayudar a su organismo a utilizar el azúcar que contiene la sangre. Estos medicamentos ayudan a extraer el azúcar de la sangre y a introducirla en las células del cuerpo, lo que reduce la concentración de azúcar en sangre.

Pero a veces es un malabarismo complicado, y la concentración de azúcar en sangre puede bajar excesivamente. Los niños con diabetes deben impedir que sus concentraciones de azúcar en sangre suban o bajen demasiado. ¿Cómo lo consiguen? Manteniendo, con la ayuda de los adultos, el equilibrio entre las siguientes tres cosas:

  • lo que loman
  • el ejercicio físico que hacen
  • los medicamentos que toman

Cada una de estas tres cosas puede repercutir sobre las demás. Por ejemplo, el hecho de comer más de lo habitual, puede implicar que un niño necesite tomar más insulina. Y el ejercicio físico le podría crear la necesidad de tomar un tentempié adicional. De nuevo, un adulto puede ayudarte a aprender a compaginar estas tres actividades para que sigas sintiéndote bien.

Algunas de las cosas que pueden bajar la concentración de azúcar en sangre son:

  • saltearse comidas y tentempiés
  • no comer suficiente a la hora de las comidas o de los tentempiés
  • hacer ejercicio durante más tiempo del habitual o con mayor intensidad de la habitual sin recibir una lomida adicional
  • inyectarse demasiada insulina
  • no adecuar el momento de inyectarse las dosis de insulina al horario de las comidas, los tentempiés y las sesiones de ejercicio físico
  • darse una larga ducha o baño inmediatamente después de inyectarse insulina

¿Cómo puede saber una persona si tiene hipoglucemia?

Hay un amplio abanico de síntomas que pueden presentar las personas con hipoglucemia. No son los mismos para todo el mundo. Los síntomas pueden ser tan leves como simplemente tener hambre y tan graves como presentar convulsiones o pérdida de conciencia. ¿Has tenido alguna vez hipoglucemia? En caso afirmativo, ¿recuerdas cómo te encontrabas? Saber identificar pronto esos síntomas puede ayudarte a reaccionar si te vuelve ocurrir.

¿Insulina y duchas calientes?Si tienes diabetes y te baja demasiado la concentración de azúcar en sangre, puedes:

  • tener hambre y/o notar las "punzadas del hambre" en el estómago
  • sentirte flojo y como si estuvieras temblando
  • tener el ritmo cardíaco acelerado
  • estar sudoroso o tener la piel fría y húmeda o pegajosa
  • tener la piel pálida o tirando a gris
  • tener dolor de cabeza
  • estar malhumorado, nervioso o irritable
  • estar somnoliento
  • sentirte débil
  • estar mareado
  • sentirte inestable o tambalearte al andar
  • ver borroso o doble
  • sentirte aturdido
  • tener convulsiones
  • perder la conciencia

Si crees que te puede haber bajado la concentración de azúcar en sangre, díselo a uno de tus padres, a un profesor o a cualquier otro adulto que te esté cuidando. Esa persona podrá ayudarte a medir tu concentración de azúcar en sangre y aplicarte el tratamiento adecuado para que empieces a sentirte mejor.

¿Cómo se trata la hipoglucemia?

Cuando la concentración de azúcar en sangre es demasiado baja, la meta consiste en normalizarla lo antes posible. La mayoría de los niños que tienen hipoglucemia necesitan:

  • comer, beber o tomar algo que contenga azúcar que se pueda absorber rápidamente en el torrente sanguíneo. Tu madre o tu padre te darán bebidas o alimentos sumamente azucarados, como gaseosa u otro refresco dulce, jugo de naranja o glaseado para pastas y pasteles, o tal vez glucosa en forma de pastillas o de gel (un tubo que contiene un gel sumamente azucarado).
  • esperar unos 10 minutos para dejar que actúe el azúcar.
  • volver a medir la concentración de azúcar en sangre con un medidor de glucosa (o glucómetro), para comprobar que se haya normalizado.

A veces, la concentración de azúcar en sangre baja tanto que uno puede sentirse demasiado mal o dormido para beber o comer algo que permita elevársela. Si ocurre esto, los niños necesitarán recibir una inyección de glucagón. El glucagón es una hormona que ayuda a elevar rápidamente la concentración de azúcar en sangre. Tu médico y tu equipo de diabetología te dirán si necesitas tener a mano esas inyecciones, y te ayudarán a ti y a tus padres a saber cuándo es necesario utilizarlas.

Tus padres y otros adultos que cuiden de ti deben saber lómo poner inyecciones de glucagón. Si, en un caso de grave hipoglucemia, no dispones de glucagón inyectable o la persona con quien estás no sabe poner inyecciones, alguien debe llamar al teléfono de urgencias en EE.UU.: 911.

¿Puedes prevenir la hipoglucemia?

Tener hipoglucemia es algo puede crear bastantemiedo, por lo que es probable que te preguntes si se puede evitar. Pero, por muy bien que se cuiden, los niños con diabetes a veces tienen hipoglucemia. No obstante, los pasos que figuran a continuación, te pueden ayudar:

  • Intenta hacer las comidas principales y los tentempiés a las horas indicadas sin saltearte ninguno.
  • Toma la cantidad adecuada de insulina.
  • Si haces ejercicio durante más tiempo del habitual o con más intensidad de la habitual, toma una comida adicional.
  • No te des baños o duchas calientes inmediatamente después de inyectarte insulina.
  • Sigue al pie de la letra tu plan de control de la diabetes.

¿Qué más puedes hacer? Lleva una pulserita o collar de identificación médica que diga que eres diabético. Así, si no te sientes bien, quienquiera que te ayude -incluso si se trata de una persona que no te conoce- sabrá que tiene que solicitar ayuda médica. La identificación médica también puede incluir el teléfono de tu médico y/o el de tus padres. Cuanto antes recibas atención médica, antes empezarás a sentirte mejor.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: junio de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.