El control de la diabetes: por qué es importante

Read this in English

(Diabetes Control: Why It's Important)

¿Has visto alguna vez uno de esos enormes globos de los desfiles del Día de Acción de Gracias en EEUU o en grandes fiesta? Independientemente de que sean de Pepe Esponja o de Bullwinkle, un pequeño ejército de personas tiene que sujetar fuertemente las cuerdas. Si no lo hicieran, los globos se elevarían hacia el cielo.

Qué pasa en la diabetes?

La diabetes es un poco como eso. Hay que trabajar duro para mantenerla bajo control. Afortunadamente, hay gente dispuesta a ayudarte. Tú, tus padres y tu equipo de diabetología podéis trabajar juntos para que tu concentración de azúcar en sangre se mantenga lo más cerca posible de la normalidad.

En ocasiones puede parecer que esto exige mucho esfuerzo, pero tiene su compensación, ya que:

  • te encontrarás mejor
  • crecerás como tienes que hacerlo
  • tendrás menos probabilidades de sufrir problemas de salud por culpa de la diabetes cuando seas mayor.

Con el tiempo, tener demasiado azúcar en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos que llevan sangre a órganos vitales del cuerpo como el corazón o los riñones. Esto puede provocar graves problemas de salud. Además, tener concentraciones de azúcar en sangre muy bajas también puede hacer que te encuentres mal y que te cueste más esfuerzo hacer las cosas que te gusta hacer.

La buena noticia es que manteniendo la concentración de azúcar en sangre bajo control podrás mantenerte sano y evitar problemas de salud en el futuro. Por eso mucha gente se preocupa por mantener tu diabetes bajo control. Quieren que te encuentres bien, que estés sano y que te mantengas sano.

¿Qué provoca que la concentración de azúcar en la sangre se descontrole?

Controlar la diabetes es como un triple malabarismo: los medicamentos que tomas (insulina o comprimidos), los alimentos que comes y la cantidad de ejercicio que haces deben estar todos equilibrados. Un problema con cualquiera de ellos puede hacer que te suba o baje demasiado la concentración de azúcar en sangre. En general, el descontrol de la concentración de azúcar en sangre puede estar causado por:

  • no tomar los medicamentos para la diabetes cuando deberías tomarlos
  • no seguir el plan dietético para la diabetes (como comer demasiado o no comer lo suficiente sin reajustar la dosis de los medicamentos para la diabetes)
  • no hacer ejercicio con regularidad o no realizar los ajustes necesarios en el plan terapéutico de la diabetes cuando haces más o menos ejercicio del habitual.
  • una enfermedad o el estrés
  • no comprobar la concentración de azúcar en sangre lo bastante a menudo

Comprobar regularmente tu concentración de azúcar en sangre y anotar cuándo es demasiado alta o demasiado baja te proporcionará a ti y a tu equipo de diabetología la información necesaria para realizar ajustes en el plan terapéutico de tu diabetes. Tú y tu madre o tu padre podéis trabajar juntos para aseguraros de que recopiláis esta información para poder transmitírsela después a tu médico.

¿Cómo sé si mi diabetes está bajo control?

Tu médico o tu equipo de diabetología te informarán de cuál debe ser tu concentración de azúcar en sangre. Tal vez lo llamen "intervalo de referencia" o "rango ideal". Si alguna vez has jugado a dardos o has practicado el tiro con arco, sabes lo que significa intentar dar en la diana. Si tienes diabetes, deberás tratar de mantener la concentración de azúcar en sangre lo más cerca posible del rango ideal: esa es la diana a la que has de apuntar.

La única forma de saber si tu concentración de azúcar en sangre está cerca de tu rango ideal es comprobarla varias veces al día con un medidor de glucosa en sangre o glucosímetro. Tu equipo de diabetología te indicará cuándo y con qué frecuencia debes hacer las mediciones. Dependiendo de tu edad —y del tiempo que haga que eres diabético— tal vez necesites ayuda para utilizar el glucosímetro.

Al comprobar la concentración de azúcar en sangre utilizando un glucosímetro, sabes cuánta glucosa hay en tu sangre justo en ese momento. Pero los médicos pueden utilizar otra prueba para comprobar cómo has tenido la concentración de azúcar en sangre durante los últimos 2 o 3 meses. La prueba de la HbA1C puede hacerse en la consulta del médico o en un laboratorio. En general, cuanto menor sea tu nivel de HbA1C, mejor controlada estará tu concentración de azúcar en sangre.

¿Qué puedo hacer para mantener bajo control mi concentración de azúcar en sangre?

Mantener la concentración de azúcar en sangre cerca de los valores normales puede ser duro en ocasiones, y nadie controla perfectamente su concentración de azúcar en sangre. Es posible que a veces la concentración de azúcar en sangre te suba o baje demasiado, incluso haciendo todo lo que debes hacer para mantenerla bajo control. De todos modos, hay algunas cosas que puedes hacer para mantener tu concentración de azúcar en sangre dentro del intervalo saludable:

  • Inyéctate la insulina o toma tus comprimidos para la diabetes cuando debas hacerlo.
  • Sigue en todo lo posible tu plan dietético para la diabetes.
  • Haz ejercicio regularmente.
  • Comprueba tu concentración de azúcar en sangre varias veces al día.
  • Visita a tu médico de forma periódica.
  • Aprende todo lo que puedas sobre la diabetes.

Sigue estos pasos y estarás haciendo lo mejor que puedes hacer para mantener tu diabetes bajo control. Es como si estuvieses desfilando con uno de esos enormes globos — ¡y lo estuvieras sujetando fuertemente!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la última revisión: abril de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.