Enamoramientos

Read this in English

(Crushes)

A los dos os gusta el baloncesto, escuchar la misma música y comer el mismo helado de fresa con virutas de chocolate. ¿Es posible que haya otras dos personas en todo el mundo que tengan tantas cosas en común?

Tiene el pelo más guay de todos los chicos que conoces y es tan divertido…, pero cada vez que lo ves te entra la timidez y la vergüenza.

Ni siquiera la conoces, pero cada vez que la ves te pones nervioso. Notas que se te pone la cara caliente y las mejillas rojas.

Si una chica o un chico te hacen sentir de ese modo, tal vez te preguntes qué es lo que te está pasando. Pues bien, parece como si te hubieras enamorado.

¿Qué es el enamoramiento?

Del mismo modo que nuestros cuerpos crecen con la edad, también lo hacen nuestros sentimientos. Cambian y maduran conforme nos vamos acercando a la pubertad, nos convertimos en adolescentes y luego en adultos. Por enamoramiento, entendemos un sentimiento especial que uno siente por otra persona, por ejemplo, un compañero de clase o un amigo, que le gusta mucho.

Darte cuenta de que te has enamorado por primera vez es emocionante porque estás empezando a entender cómo se siente uno cuando le gusta mucho otra persona.

A veces, este tipo de sentimientos pueden confundirte porque son algo nuevo para ti y no sabes muy bien cómo actuar. También es posible que tengas sentimientos contradictorios. Cuando ves a la persona que tanto te gusta, a una parte de ti puede darle vergüenza y es posible que te apetezca salir corriendo y esconderte. Pero otra parte de ti puede imaginarse que la persona en cuestión se fija en ti y comparte tus mismos sentimientos.

Es algo parecido al amor romántico que sienten los adultos cuando se enamoran. Y, en cierto modo, este tipo de experiencias nos pueden ayudar a reflexionar sobre el tipo de persona con quien nos gustaría mantener una relación sentimental cuando crezcamos. Nos ayuda a entender en qué cualidades de una persona nos fijamos y cuáles de ellas nos gustan —o nos disgustan.

El objeto de tu afecto

Uno no puede elegir de quién se enamora. A veces, esa persona se te acerca sigilosamente y de repente notas un “subidón”. Puede tratarse de un compañero de clase, un vecino, la persona que le gusta a tu mejor amigo, un niño mayor que tú, un amigo de tu hermana o hermano, la hermana o el hermano de un amigo tuyo o un profesor o profesora de tu colegio.

Puedes incluso perder la chaveta por alguien que no conoces, como un atleta profesional o un famoso. Cuando “te da muy fuerte” con una persona que no conoces, puedes imaginarte cómo será esa persona. Es posible que hasta pienses en cómo sería conocerla, a pesar de que sabes que probablemente no la llegarás a conocer nunca. ¡Pero sigue siendo divertido dejar volar la imaginación!

Tal vez te encuentres escribiendo repetidamente el nombre de esa persona que tanto te gusta o hablando a tu mejor amigo sobre ella. Los enamoramientos pueden durar unos días, semanas, meses o más tiempo.

¿Cómo se siente uno cuando pierde la chaveta por alguien?

Si te sientes raro cuando esa persona que tanto te gusta anda cerca, no estás solo. Así es como se siente la mayoría de gente cuando se enamora de alguien. Tal vez te entre la timidez o te pongas nervioso ¡o tal vez te entre la timidez y te pongas nervioso al mismo tiempo! A algunas personas se les olvida lo que querían decir cuando ven a esa persona que tanto les gusta. Se quedan cortados y no les salen las palabras.

Algunos niños persiguen a las personas de quienes se han encaprichado por el patio, las llaman por teléfono o se meten con ellas para que les presten atención. Esto puede hacer que la persona perseguida se sienta incómoda o violenta. ¿Te has sentido así alguna vez? Por difícil que te parezca controlar lo que sientes, las normas del buen comportamiento siguen estando vigentes. Si esa persona que tanto te gusta no quiere hablar contigo o le estás haciendo sentirse violenta, ha llegado el momento de retirarse.

Asimismo, no permitas que nadie se comporte contigo de un modo que te haga sentirte extraño o incómodo. Nunca está bien que alguien —se trate de un niño o un adulto— te haga o te pida cosas que te hacen sentir incómodo. Eso no es enrollarse bien.

Me he enamorado ¿Qué hago?

Cuando desarrollas sentimientos especiales hacia alguien, te puede cambiar el mundo. Tal vez te apetezca hablar por teléfono con esa persona que tanto te gusta o invitarle a tu fiesta de cumpleaños o a un baile del colegio. Cuando crezcas y cambien tus sentimientos, tal vez te sientas preparado para tener tu primer novio o tu primera novia ¡e incluso para dar el primer beso! Pero, por ahora, probablemente te bastará con ser buen amigo de esa persona, siempre y cuando ella quiera serlo.

Tal vez quieras explicarle a otra gente quién es esa persona que tanto te gusta o tal vez prefieras guardártelo para ti. Puede ser divertido explicárselo a tus amigos, pero a veces los niños se meten con otros niños o se burlan de ellos aprovechándose de que hay alguien que les gusta. Que se burlen de ti nunca es divertido, o sea que, si sabes por quién beben los vientos otros niños, ¡no se lo hagas pasar mal!

Algunas personas se refieren a estos primeros amores como "amores juveniles" porque se trata de sentimientos completamente nuevos. Eres muy joven y no tienes mucha experiencia en la vida. ¡Todavía te queda mucho por vivir! Eres como un cachorrito que se emociona y entusiasma con todas las cosas nuevas que le ofrece la vida —desde un hueso de goma hasta un zapato viejo. Pero, como tus sentimientos te parecen tan reales y fuertes, tal vez no te haga mucha gracia que la gente se refiera a ellos como “amor juvenil”.

Si necesitas hablar con alguien sobre esa persona que tanto te gusta, tu padre o tu madre puede ser una buena idea. Recuerda que ellos también fueron niños y saben lo que se siente. ¿Te imaginas de quién se enamoraron tus padres por primera vez? ¡Tal vez quieran explicártelo!

¿Qué puedo hacer si alguien me parte el corazón?

Cuando te gusta mucho una persona y descubres que a ella también le gustas tú, es algo maravilloso. Pero a veces las cosas no son así. Es muy duro darse cuenta de que esa persona que tanto te gusta no siente lo mismo por ti. Tal vez estés triste y decepcionado y te sientas rechazado. Este sentimiento de tristeza y desolación se llama tener roto el corazón, a pesar de que tu corazón no se ha roto realmente en pedacitos. Si te sientes así, esos sentimientos te durarán un tiempo, pero luego se irán atenuando hasta desparecer por completo.

Otras palabras sobre “romper corazones”: intenta ser amable si te encuentras en el otro extremo del enamoramiento. Gustarle a alguien y saber que el cree que eres especial es un halago. Si tú no sientes lo mismo por esa persona, intenta decírselo con amabilidad.

Enamorarse por primera vez es algo nuevo y excitante, o sea que disfrútalo mientras dure. ¡Algún día les hablarás a tus hijos sobre la primera vez que te enamoraste de alguien!

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de la revisión: julio de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.