La gripe

(Flu)

¿Qué es la gripe?

A la influenza también se la denomina "gripe". Es una infección que causa fiebre, escalofríos, tos, dolor del cuerpo, dolor de cabeza y, a veces, dolor de oídos y problemas de senos para nasales. A la gripe la causa el virus de la influenza. Un virus es un microorganismo, lo cual significa que es tan pequeño que no lo puedes ver sin un microscopio potente.

Los niños mayores de 9 años necesitan una vacuna

La vacuna contra la influenza se administra mediante una inyección a través de la piel o en forma de vaporización (spray) en los orificios nasales. La mayoría de los niños mayores de 2 años puede recibir la vacuna en forma de spray. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) recomiendan la vacuna contra la influenza para toda persona mayor de 6 meses. Si eres un niño, esto significa que se aconseja que tú la recibas.

En el pasado, la gente necesitaba vacunarse más de una vez para tratar dos tipos de influenza. Es posible que recuerdes el virus H1N1, que fue un verdadero problema en el 2009. Pero en esta temporada de gripe, la mayoría de los niños mayores de 9 años sólo necesitan una vacuna contra la influenza. Los niños menores de 8 años, que nunca hayan recibido la vacuna contra la influenza, típicamente necesitan dos dosis. Pero son dos dosis de la misma vacuna, que este año cubre varios tipos de gripes, incluyendo la H1N1.

Cierta gente tiene un riesgo mayor de sufrir complicaciones a causa de la gripe:

  • embarazadas
  • niños menores de 5 años, especialmente los menores de 2 años
  • mayores de 65 años
  • gente de cualquier edad que tenga afecciones crónicas (persistentes y a largo plazo)

Por lo tanto, si eres un niño que sufre de asma, diabetes u otro problema de salud, es importante que recibas la vacuna.

Las vacunas contra la influenza se dan, por lo general, en el otoño, antes de que comience la gripe estacional. La gripe estacional aparece durante los meses del año en los que hay mucha gente con gripe y es fácil contagiarse. Por lo general comienza en octubre y finaliza en mayo.

¿Por qué vacunarse?

Si recibes la vacuna contra la influenza, ya sea como inyección o como spray, te protegerá de un caso grave de gripe. Es posible que no contraigas la gripe o, si la contraes, simplemente sea una gripe con síntomas leves y te puedas mejorar pronto.

Seguramente te estés preguntando por qué tienes que darte la vacuna contra la influenza cada año. Éste es el motivo: Existen diferentes virus de la gripe. Cada año, los investigadores científicos seleccionan los tres virus que creen causarán más problemas. La vacuna contra la influenza provee protección contra esos tres virus, los cuales varían de un año a otro.

¿Cómo se propaga la gripe?

El virus se dispersa en pequeñas gotas que se rocían de la boca o de la nariz de una persona infectada, cuando esta persona estornuda, tose o se ríe. Puedes contagiarte la gripe de una persona que tiene el virus si respiras una de esas pequeñas gotas infectadas con el virus.

También puedes contraer gripe si esas gotas terminan en tus manos y luego te tocas la boca o la nariz con ellas. Por eso es que la gente siempre dice que debes estornudar o toser sobre tu codo. ¡Y lávate las manos!

¿Qué pasa si te engripas?

Si tu médico piensa que tienes gripe, es posible que use un hisopo de algodón largo para tomar una muestra del interior de tu nariz. El análisis de esta muestra en un laboratorio puede determinar si tienes influenza.

Pero por lo general esto no es necesario. Sobre la base de tus síntomas y cómo se te ve durante la visita, el médico puede, por lo general, determinar si tienes gripe, especialmente durante la época que hay mucha gente con gripe en el lugar donde vives.

Una vez que el médico te diga que tienes gripe, puedes hacer lo siguiente para sentirte mejor:

  • Descansar en la cama o en un sofá.
  • Beber mucho líquido, como agua o caldo de gallina.
  • Tomar el medicamento que tu mamá o papá te da para aliviar la fiebre y el dolor.

Debes decirle a tu mamá o a tu papá si tienes dificultades para respirar, si te sientes peor en vez de mejor, o si no orinas como de costumbre. Estos síntomas pueden indicar que necesitas ver al médico nuevamente.

Por lo general, te sentirás mejor en una semana. Hasta que llegue ese momento tendrás que quedarte en casa y descansar. Te deseamos que no tengas gripe este año, pero si te engripas, ¡ahora sabes lo que tienes que hacer!

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.