My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Convirtiéndose en padre

(Becoming a Father)

Si acaba de recibir la noticia de que su pareja está embarazada, lo más probable es que esté experimentando un torbellino de emociones. Quizás todo sea felicidad y excitación. Pero la realidad es que para muchos padres primerizos también existen otro grupo de sentimientos a los que hay que enfrentarse.

Si se siente sorprendido en extremo, con sentimientos de pánico, confusión y temer, o si siente que no está preparado para la paternidad, no es el único. Como la mayoría de los cambios importantes en la vida, esta noticia va a necesitar un ajuste considerable. Y si el embarazo no fue planeado – la mitad de los embarazos no lo son—puede que sienta este tipo de emociones de una forma todavía más intensa.

Usted no tiene porqué sentirse culpable o ansioso por sentir este cúmulo de emociones, ya que es completamente normal. A pesar de que usted no puede prevenir estos sentimientos, existen medidas que usted puede tomar para sentirse más cómodo con la idea del embarazo, la paternidad y los preparativos que pueden aligerar ambas experiencias.

Aprendiendo los detalles

La paternidad puede ser particularmente desafiante al comienzo del embarazo. Quizás cada vez que piense en ello, su mente recreará la peor situación imaginable. A continuación le damos algunos detalles sobre temas que probablemente le estén preocupando y algunas ideas para mantener estos pensamientos en perspectiva.

¿Seré capaz de cuidad de un bebé?

Ninguna persona nace con el conocimiento sobre cómo cuidar un bebé- ni siquiera su pareja embarazada- está es la razón por la que existen clases de parto. Dependiendo de las opciones disponibles en su área, usted puede asistir a este tipo de clases a partir de la doceava semana del embarazo. También existen clases que se concentran específicamente en el día del parto, que pueden tomarse tan tarde como en el octavo mes de embarazo. En algunas comunidades, existen clases diseñadas solamente para padres primerizos.

In muchas de estas clases aprenderá como cambiar pañales, cargar al bebé, alimentarlo y hacerlo eructar, ponerlo a dormir, instalar una silla para niños(as) en su automóvil y preparar su casa a prueba de accidentes para su bebé. También aprenderá dónde estacionar su carro cuando llegue al hospital, cómo hacer frente al parto, y cómo cuidar de su bebé y de su pareja cuando lleguen a casa del hospital.

Conjuntamente con estas lecciones, probablemente usted conocerá otros hombres que estarán atravesando por la misma experiencia y sentimientos. Esto puede ser de gran ayuda. Las enfermeras y las educadoras de los partos han visto padres con todo tipo de estados emocionales, así que usted no tiene por qué sentirse avergonzado o dubitativo respecto a pedirles ayuda cuando la necesite.

¿Sabré ser un buen padre?

Recuerde que usted no va a tener que hacer frente a cada faceta de la paternidad de una sola vez. Durante los primeros años, gran parte de la paternidad involucrará habilidades que usted podrá aprender y mejorar a través de la práctica. Usted podrá aprender muchas de estás técnicas durante las clases de parto.

Esta experiencia es similar a otras situaciones que usted ha enfrentado en su vida. Cuando contrajo matrimonio, usted no aprendió automáticamente cómo ser un buen marido. Usted aprendió a través del camino con su pareja, de la mejor forma para los dos.

Usted tendrá mucho tiempo antes de tener que establecer horas de regreso, enseñar a su hijo(a) a conducir, impartir consejos sobre ética, relaciones de pareja y profesionales. Todas estas oportunidades para enseñar a su hijo(a) aparecerán individualmente y cuando así ocurran, le parecerán una progresión natural. Si usted necesita consejos, existen gran variedad de recursos en la comunidad, incluyendo clases sobre cómo ser padre.

Puede que le ayude hablar y compartir tiempo con otros padres que usted conozca y hablar sobre cualquier asunto a los que esté haciendo frente. Si usted siente que tiene temas sin resolver con su propio padre, es una buena idea hablar con una persona- quizás un consejero o un miembro de la familia- sobre ello antes de que nazca el bebé, para que no intercedan en su relación con su hijo(a).

¿Cómo podremos afrontarlo económicamente?

La alimentación, la vestimenta y la educación de otro ser humano costarán más dinero del que actualmente gasta en otras cosas – sin ninguna discusión al respecto. Pero existen medidas que usted puede tomar para reducir su estrés respecto a sus finanzas.

Puede que le ayude tener una idea de los costos a los que hará frente en cuanto nazca su bebé. Su seguro de salud, su empleador o el de su pareja quizás puedan darle una idea de los gastos y lo que estará cubierto. Muchos lugares de trabajo ahora permiten cierta ausencia por paternidad, así que puede averiguar al respecto. Puede que usted quiera reunirse con un planificador financiero para obtener consejos sobre la administración de sus finanzas.

Igualmente, puede que usted quiera hablar con otros padres que viven en su comunidad para tener una idea de cómo ellos se administraron y de qué forma pueden recortarse los gastos imprevistos.

Usted puede iniciar un fondo de inversión para los estudios universitarios – o cualquier tipo de cuenta bancaria- en cualquier momento para ahorrar y cubrir cualquiera de los gastos de su nuevo bebé. Puede que quiera empezar a ahorrar algunos dólares cada semana para financiar temas como el cuidado del bebé y la compra de pañales. De esta forma, cuando su bebé nazca, usted podrá satisfacer las necesidades financieras de su bebé.

Recuerde que habrá muchos gastos por el embarazo de su pareja y el nacimiento de su hijo que usted no tendrá que costear. Por ejemplo, si usted y su pareja deciden alimentar al bebé mediante la lactancia materna, ahorrarán dinero en el costo de alimentar al bebé durante los primeros meses. Igualmente, muchas familias comparten la maternidad y la ropita del bebé debido a que las mujeres embarazadas – y los nuevos bebés – visten una talla particular durante un período de tiempo muy corto.

¿Será la paternidad el final de mi independencia?

La paternidad no tiene que ser el fin de las actividades que le proporcionan placer. Si bien es cierto que usted no tendrá mucho tiempo para dormir o para usted mismo durante los primeros meses después de que su bebé nazca hasta que él o ella puedan dormir durante toda la noche. Pero eventualmente ocurrirá. A medida que el bebé duerma más, usted y su pareja tendrán oportunidades para realizar las actividades que disfrutan, juntos o individualmente. De nuevo, es importante que trabajen juntos, que se comuniquen y que intercambien las responsabilidades del cuidado del bebé para que cada uno de ustedes pueda obtener lo que necesita.

Igualmente, recuerde que durante los primeros años de vida, usted querrá incluir a su hijo(a) en las actividades de las que usted disfruta. Habrá momentos en los que su hijo(a) podrá sentarse con usted mientras usted ve un juego de baloncesto, o mientras lee el periódico o un libro en voz alta. Incluso existen cochecitos para bebés que le permiten llevar a su bebé cuando vaya a caminar o a escalar.

Es una buena idea conocer a otras personas que han sido padres recientemente. Ellos quizás puedan proporcionarle más perspectivas al respecto.

Recuerde que es fácil imaginarse - y al mismo tiempo temer- todo el tiempo libre que usted perderá en cuanto nazca su nuevo bebé. Pero usted tendrá que esperar hasta ese momento para darse cuenta de cuánto va a disfrutar compartir tiempo con él o ella.

¿Cómo cambiará está experiencia nuestro matrimonio y vida sexual?

Mientras que su pareja esté embarazada, ella experimentará fuertes cambios físicos, hormonales y emocionales, todo ello haciendo frente a los mismos cambios de vida que usted experimentará. A medida que ella se enfrenta a todo esto, puede que ello afecte el carácter de los dos.

Es difícil lidiar con los cambios de carácter, independientemente de su causa. Pero su paciencia y entendimiento podrán ayudarle considerablemente. Cualquiera de los cambios hormonales que las mujeres experimentan suele estabilizarse durante el cuarto mes de embarazo. Usted quizás podrá ayudarla a sobrellevar cualquier estrés que pueda estar sintiendo sobre el embarazo y el hecho de ser padres.

Si usted no está sintiéndose estable o contento con su relación de pareja, es una buena idea hacer frente y solucionar estos asuntos lo antes posible. Muchas parejas piensan equivocadamente que el bebé logrará unirlos. Pero un bebé no puede mejorar una relación que esté desmoronándose- ese trabajo corresponde a usted y su pareja. Y cuanto antes encuentren una forma de solucionar este tipo de problemas juntos, más rápido se sentirán cómodos con el hecho de ser padres.

Existen formas seguras de tener relaciones sexuales durante el embarazo, siempre que sea considerado de bajo riesgo en lo que se refiere a complicaciones de aborto previo o parto prematuro. Es una buena idea que hable con su doctor, enfermera, comadrona, u otro proveedor de salud sobre los riesgos que puedan ser relevantes para usted y su pareja Usted no tiene por qué sentirse avergonzado por hacer este tipo de preguntas, los profesionales al cuidado de la salud están acostumbrados a ellas. Y tal y como ocurre con otros aspectos del embarazo, es importante que usted y su pareja hablen sobre lo que cada uno de ustedes prefiere.

Tener relaciones sexuales durante el embarazo solamente porque sea seguro no significa que usted y su pareja tendrán deseos de ello. Muchas parejas encuentran que su deseo sexual – y su nivel de comodidad con esto – fluctúa durante las diferentes etapas del embarazo, a medida que la pareja se ajusta a todos los cambios al respecto. Una vez más, es importante mantener abiertas las líneas de comunicación.

¿Cómo voy a poder sobrellevar el parto?

No hay una regla que diga que usted debe estar ahí para recibin al bebé al salir del vientre, cortar el cordón umbilical, o incluso estar en quirófano en el momento del parto. De hecho, en las clases de parto, puede que usted aprenda técnicas para el masaje y el alivio del dolor para que usted pueda estar al lado de su pareja, junto a sus hombros y su cabeza mientras ella respira y hace esfuerzos. A medida que usted aprenda más sobre el tema, es una buena idea hablar con su pareja sobre lo que les hará sentir más cómodos a los dos.

Es muy común tener miedo a desmayarse, pero la verdad es que a pocos hombres les ocurre. ¡De hecho, muchos hombres que han visto un parto terminan dándose cuenta que hay mucha menos sangre en el proceso de lo que esperaban!

Las personas suelen decir que "la mujer es la que hace todo el trabajo" al dar a luz al bebé. Sin embargo, usted como su pareja todavía juega un papel crucial en este proceso. Su pareja necesitará cuidar de sus intereses y necesidades. Mucho antes de la fecha en que se espera la llegada del bebé, es importante hablar de las preferencias respecto a cómo afrontar el dolor, medicamentos y tratamiento, para que cuando el bebé llegue, usted pueda articular los deseos mutuos si su pareja no puede hacerlo. Usted también podrá ser el punto de enlace entre su pareja y su familia durante este proceso.

¿Qué ocurrirá si algo sale mal?

Su doctor probablemente le prevendrá sobre una lista de situaciones peligrosas que pueden ocurrir, particularmente si usted y su pareja son mayores. Y es probable que usted y su pareja tengan que hacer varias pruebas para detectar defectos de nacimiento y otros problemas relacionados con la salud. Sin embargo, escuchar esto puede ser muy temeroso.

Es cierto que a veces las cosas pueden salir mal. Pero existen medidas para ayudar a su pareja – y a su bebé por nacer—a que se mantenga sana durante el embarazo.

Lo que usted puede hacer

Mientras usted está haciendo frente a todas las preocupaciones sobre la paternidad, hay muchas cosas que usted puede hacer para que este prospecto abstracto y temeroso parezca más real y manejable.

Si usted conoce a otras familias con recién nacidos y ninos jóvenes, puede que le ayude pasar algún tiempo con ellos. Si usted no conoce a nadie que tenga un hijo(a) recién nacido, el doctor de su pareja o su centro local para la atención de partos podrá ponerlo en contacto con otras familias en su área.

También es una buena idea acudir con su pareja a la cita de los doctores que tengan que ver con el curso del embarazo. De este modo, usted podrá hacerle a los doctores cualquier pregunta, escuchar el latido del corazón del bebé y ver la imagen del bebé en el sonograma. Usted también podrá visitar la sección de maternidad en el hospital o el centro de partos donde planean tener a su bebé.

También puede que le ayude comenzar a preparar su hogar para la llegada de su bebé realizando cualquier mejora o remodelación necesaria. De esa manera, usted podrá utilizar las habilidades que ya domina para cuidar del bebé.

Recuerde que la ansiedad sobre el embarazo y la paternidad es como la ansiedad que usted puede sentir sobre cualquier otro tema. Es una buena idea poner en práctica las estrategias que le beneficien para aminorar el estrés. Puede que sea ejercicio o estar inmerso en películas, libros, música o deportes. Cualquier estrategia constructiva que usted ponga en práctica para hacer frente a la ansiedad le hará mucho bien.

Hablen al respecto

La comunicación puede ser un gran obstáculo en las parejas que están esperando un hijo(a). Incluso antes de que el embarazo comience a notarse en su pareja, a ella le preocupará reconocer las señales físicas de que el bebé está a punto de nacer y el saber que su vida cambiará drásticamente. Por ello, puede que hable bastante sobre el embarazo. Usted tendrá que procesar este cambio intelectualmente y emocionalmente. Y puede que no este listo para hablar sobre el bebé o el embarazo.

Si usted no está listo para hablar con su pareja, tiene muchas opciones. Puede que se sienta más cómodo confiando en sus amigos, familiares y otros padres primerizos. Puede que ellos sean capaces de hacerle sentir más seguro y proporcionarle sugerencias que le puedan ayudar.

Existen muchos hospitales y centros de parto con profesionales con experiencia en trabajar con los padres primerizos. Ellos(as) están disponibles para hablar en un entorno confidencial.

Recuerde que millones de hombres han estado experimentando –y sobreviviendo – la paternidad durante millones de años. No existe un elixir mágico que usted tenga que beber para convertirse en el padre perfecto, no existe un apretón de manos secreto y usted no tiene por qué saber por instinto cómo ser un buen padre. Hay cosas que usted puede

hacer para prepararse para la paternidad y mucho de lo que usted aprenda será basado en la experiencia. Afortunadamente, existen muchos recursos a su alrededor que le ayudarán a hacer frente a esta etapa. Lo único que tiene que hacer es pedir ayuda.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.