Evitando lesiones con las armas de fuego

(Household Safety: Preventing Injuries from Firearms)

La mejor manera de evitar lesiones y muertes debido al uso de armas de fuego es evitar tener armas de fuego en su hogar y evitar exponer a su hijo(a) a hogares donde existan armas de fuego. Si usted o sus familiares o los padres de los compañeros de juego de sus hijos tienen armas de fuego, proteja a su hijo asegurándose que sigue las siguientes normas tanto en su propia casa como en las casas que su hijo(a) visite:

  • Guarde las armas en un estuche cerrado con seguridad fuera del alcance de los niños. Todas las armas de fuego deben guardarse desmontadas y sin estar cargadas.
  • Guarde las municiones en un lugar separado y en un contenedor cerrado con seguridad fuera del alcance de los niños.
  • Siempre utilice cerraduras para el disparador u otros dispositivos a prueba de niños. Transforme los revólveres para que estén a prueba de niños(as) adjuntando un candado en el cilindro para que éste no pueda volver a su posición original.
  • Practique siempre la seguridad frente a las armas de fuego y asegúrese que deja saber a sus niños(as) que las armas no son juguetes y que no deben jugar con ellas.
  • Tome cursos de seguridad en el uso de las armas de fuego para aprender la manera más segura y correcta de usar las armas de fuego.
  • Mantenga bajo cerraduras los utensilios para limpiar las armas, los cuales suelen ser venenosos.

Manteniendo un ambiente seguro y cómodo para los niños(as)

Para asegurar la efectividad de sus esfuerzos para mantener un ambiente a prueba de niños(as), es una buena idea que se apoye en sus rodillas y en sus manos, como si estuviera gateando, en cada habitación de su vivienda para ver los objetos desde la perspectiva de su bebé. Preste atención al entorno que rodea a su bebé y a los objetos que podrían ser peligrosos.

Si usted opta por las menores precauciones a prueba de niños, puede cerrar las puertas (e instalar cobertores para las manivelas de las puertas) en cada una de las habitaciones donde su bebé o niño(a) no debería entrar para evitar que recorra lugares que no estén a prueba de niños(as). Los cobertores de manivelas de puertas y cerraduras a prueba de niños(as) en la puertas corredizas también son buenas medidas para evitar que sus pequeños salgan de la casa. Sin lugar a duda, el grado en el que usted mantiene su casa a prueba de niños(as) es una decisión suya. La supervisión es la mejor manera de prevenir que sus niños(as) sufran lesiones. Sin embargo, los padres más cuidadosos no siempre pueden mantener a un niño(a) seguro todo el tiempo.

Si usted tiene un bebé, un infante o un niño en edad escolar, su hogar debería ser el refugio seguro de sus pequeños donde puedan explorar su entorno mientras se desarrollan. Después de todo, tocar, agarrar, trepar, y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de su niño(a).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2007
Revisado inicialmente por: Barbara P. Homeier, MD

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.