My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Evitando la estrangulación y las trampas

(Household Safety: Preventing Strangulation and Entrapment)

Los niños pueden estrangularse o quedar atrapados de la forma menos esperada; incluso los cordones de prendas de vestir, o los muebles y accesorios para bebés pueden ser peligrosos.

Usted puede impedir que su hijo se estrangule o quede atrapado si evita los potenciales peligros y modifica algunos elementos de la casa:

  • No coloque collares o vendas en la cabeza de su bebé.

  • No ajuste la vestimenta de su bebé con cordones que puedan quedar enganchados en los juguetes o los muebles y estrangular a su bebé. Corte todos los cordones de las capuchas y chaquetas, así como las pretinas en las prendas de su hijo. Corte los cordones de los guantes.

  • No deje a un niño solo en su cochecito; si el niño se desliza, su cabeza podría quedar atrapada.

  • No utilice cunas con recortes en las cabeceras o en los pies.

  • Las cuchetas deben tener un espacio angosto entre la baranda y el colchón.

  • No ate un chupete alrededor del cuello del bebé. Tampoco lo sujete a la ropa de su bebé con una cinta o un cordón.

  • No cuelgue bolsas de pañales o carteras en las cunas; los bebés pueden enredarse en las manijas o los cordones.

  • Quítele el babero al bebé antes de la siesta o la hora de dormir.

  • No deje que los cables largos de los teléfonos cuelguen hasta el piso.

  • No utilice puertas protectoras tipo acordeón: pueden atrapar la cabeza de su bebé.

  • Ate todos los cordones de las cortinas y las persianas de enrollar, o corte las terminaciones de éstos y asegúrelos en la pared con sujetadores especiales, fuera del alcance de los niños.

  • Instale topes para los cordones de las persianas de enrollar.

  • Quite los móviles de la cuna una vez que su bebé pueda mantenerse de pie o sentarse sin ayuda. Del mismo modo, corte los cordones y las cintas de otros juguetes en la cuna.

  • Asegúrese de que los cordones en los protectores para la cabeza de la cuna tengan un largo máximo de 6 pulgadas (15 centímetros).

  • Asegúrese que listones de la cuna tengan un máximo de 2 3/8 pulgadas (6 centímetros) de distancia entre ellos; cualquier medida más ancha podría hacer que la cabeza del bebé quede atrapada.

  • Elija cajas o baúles sin tapa para los juguetes.

Cómo prepararse

Si está embarazada o ya es madre de un niño, le damos algunos consejos útiles:

  • Aprenda a realizar la resucitación cardiopulmonar (CPR por su sigla en inglés) y la maniobra de Heimlich.

  • Tenga los siguientes números cerca del teléfono (para usted y las personas que cuidan a sus hijos):

    • número gratuito del centro de control de envenenamiento

    • número del pediatra

    • números del trabajo del padre y la madre, y de sus teléfonos celulares

    • número de algún vecino o de algún familiar que viva cerca (si necesita que alguien se ocupe de los otros niños en caso de una emergencia)

  • Arme un botiquín de primeros auxilios y guarde las instrucciones para emergencias adentro.

  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono.

Cómo mantener un ambiente seguro y cómodo para los niños

A fin de asegurar la efectividad de sus esfuerzos por mantener un ambiente a prueba de niños, es una buena idea que se ponga de rodillas en cada habitación de su casa, para ver todo desde la perspectiva de un niño. Preste atención al entorno que rodea a su hijo y a los objetos que podrían ser peligrosos.

Hacer de su casa un lugar totalmente a prueba de niños quizá sea difícil. Si se reduce sólo a algunas opciones, puede cerrar las puertas (e instalar cubiertas para los picaportes) en cada una de las habitaciones donde su hijo no debería entrar, a fin de evitar que deambule por lugares que no son a prueba de niños. Las cubiertas para picaportes y las cerraduras a prueba de niños en las puertas corredizas también son buenas medidas para evitar que sus pequeños salgan de la casa. Sin duda, el grado al que usted mantiene su casa a prueba de niños es una decisión suya. Vigilar a sus hijos es la mejor manera de prevenir que sufran lesiones. Sin embargo, incluso los padres más cuidadosos no siempre pueden mantener a un niño 100% seguro todo el tiempo.

Si usted tiene un bebé, un niño de entre 1 y 2 años o un niño en edad escolar, su hogar debería ser un refugio seguro que sus hijos pudieran explorar. Después de todo, tocar, agarrar, trepar y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de los niños.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: octubre de 2007

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.