My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
Los Huracanes

(Hurricanes)

Probablemente sepas que un huracán es una tormenta enorme y poderosa, capaz de provocar grandes cantidades de lluvia y viento. Todos prestan atención a los huracanes porque pueden ser peligrosos, pero usted quizás recuerde que el huracán Katrina y el huracán Rita fueron inusualmente fuerte. Ellos provocadó muchos más problemas de los que provocan la mayoría de los huracanes.

Algunos huracanes pasan y no provocan más problemas que una fuerte tormenta eléctrica. Otros tienen la capacidad de dañar casas y provocar algunas inundaciones que desaparecen por sí solas. Pero Katrina fue tan fuerte que el daño resultó muy grave y provocó las grandes inundaciones que, probablemente, observaste en la televisión. El huracán Rita tambien causo un monton de daño debido a inundacion y viento. Algunas de las personas que fueron evacuadas y fueron vueltas en casa poco después. Pero otras tuvieron que marcharse y comenzar una nueva vida en otro lugar.

El huracán Katrina afectó seriamente los estados de Louisiana, Mississippi y Alabama. El huracán Rita afectó Luisiana y Texas. Estos estados se encuentran a lo largo de la costa del Golfo de México, en la zona sur de Estados Unidos. Si bien es posible que los huracanes provoquen problemas lejos de la zona costera, generalmente, los daños más graves ocurren cerca de grandes masas de agua, como los océanos o los ríos.

¿Podría ocurrirme a mí?

Algunos niños vivían en las zonas afectadas por los huracánes. Tal vez los hayas visto en las noticias evacuando las areas afectadas en autos con sus familias, mientras eran rescatados, o mientras dormían y jugaban en los refugios. Pero la mayor parte de los niños no se verán afectados directamente por la tormenta y sus secuelas. Aun así, es normal tener dudas o temores después de que ocurre algo de este tipo. Seguramente te preguntas si en el lugar donde vives podría ocurrir algo similar a lo que ocurrió con el huracán Katrina o el huracán Rita.

Los huracanes siempre son un motivo de preocupación, en especial para quienes viven cerca de la costa, pero la mayor parte de los huracanes no son tan peligrosos como estos dos. Además, cuando se acerca un huracán, los meteorólogos pueden predecir qué zonas se verán afectadas. Sobre la base de esta información, es posible que las ciudades y los estados aconsejen a la gente que evacue la zona (que se mude a un lugar alejado del recorrido de la tormenta, hasta que ésta haya terminado). Muchas personas lograron abandonar las zonas más afectadas por el huracán Katrina y el huracán Rita. Eso significaba que estaban a salvo con amigos, con familiares o en hoteles.

Seguramente escuchaste a algunas personas decir un huracán fue un "desastre natural", pero ¿qué significa eso? Un desastre natural ocurre cuando el clima o la naturaleza crea grandes problemas, como los terremotos, los tornados y el maremoto. Según el lugar en el que viva una persona, correrá más riesgos de verse afectada por algunos tipos de desastres naturales.

Pero más allá de dónde vivas, es importante que recuerdes que hay gran cantidad de personas velando por ti. En una tormenta fuerte o en otro tipo de crisis, estas personas incluyen no solo a tus padres, sino también a los oficiales de la policía, los bomberos, los doctores, las enfermeras y otras personas capacitadas para manejar emergencias. Probablemente, también hayas visto a estas personas en las noticias, entregando alimentos, botellas de agua y asistiendo a las personas necesitaban ayuda después los huracánes Katrina y Rita.

Ver cómo atienden a estas personas puede hacernos sentir un poco mejor. Pero ¿qué más debes hacer si estás preocupado, triste o si simplemente tienes curiosidad por lo que ocurrió con el huracán? Éstas son algunas sugerencias:

Habla acerca de tus sentimientos

Es bueno poder compartir tus sentimientos con tos padres o con otro adulto de confianza. Está bien que hagas preguntas o que desees saber por qué ocurrió esto. También está bien que te sientas triste, aun cuando no vivieras en una de las zonas afectadas. Tal vez si concurres a un servicio religioso o a un evento para recaudar fondos para las víctimas del huracán te sientas mejor. Además, pídele a tu papá o a tu mamá que te den muchos abrazos.

Sé creativo

Tal vez te parezca extraño, pero cuando uno está triste, hacer un dibujo o escribir un poema te puede ser ayudar. ¿Por qué? Porque es una manera de expresar tus sentimientos. Hasta podrías aprovechar tu capacidad creativa para hacer tarjetas y enviarlas al personal de rescate o a las personas afectadas por el huracán. Tu generosidad los alegraría.

Apaga el televisor

Tal vez te resulte difícil evitar ver las noticias en la televisión o las fotografías de los diarios sobre lo que está ocurriendo en las zonas dañadas por el huracán. Pero no es bueno, ni para un niño ni para un adulto, estar tan pendiente de todo esto. Recuérdales esto a tu mamá y a tu papá. ¿Qué puedes hacer en lugar de mirar la televisión? Cualquier cosa; sal afuera, lee un libro, haz un trabajo manual. También puedes simplemente dar gracias por lo que tienes. ¿Cómo se hace? Basta con mirar a tu alrededor y descubrir todas las cosas buenas: el sol brillando en el cielo, tu familia, tu canción favorita en la radio, tu mejor amigo y tu adorable mascota.

Ayuda a otros

Es una gran idea encontrar una manera de ayudar. No solo ayuda a las personas que necesitan alimentos, ropa y refugio; también te ayuda a ti a sentirte mejor porque estás dando una mano. Podrías recaudar dinero o juntar provisiones a través de tu iglesia, tu escuela o el departamento local de bomberos. Si tu escuela aún no tiene planes para realizar un evento con el fin de recaudar fondos, tal vez puedas comenzar a organizar uno.

Debes saber que todo pasará

Ahora sabes que, aunque estés bien y vivas en un lugar alejado, es normal que te sientas triste por el huracán. También debes saber que, con el tiempo, estos sentimientos de tristeza se aliviarán. Es probable que hayas visto a tu mamá o tu papá tristes o preocupados mientras miraban las noticias sobre el huracán en la televisión. En un tiempo, tu mamá y tu papá también se sentirán mejor.

Y por más difícil que te parezca, aun las personas que perdieron todo en el huracán se sentirán mejor algún día. Llevará mucho tiempo, pero lentamente se recuperarán gracias a las personas que velan por ellos en este momento tan triste.

Debidos a los huracanes, mas de 1 millón de personas debieron abandonar sus casas e irse a nuevos lugares, en muchos casos, a otros estados. Es posible que conozcas a alguien que está temporalmente en tu ciudad. Si esto ocurre, sé amable y bríndale tu amistad. Hacen falta muchas personas buenas para ayudar a las víctimas del huracán a encontrar la fortaleza y el coraje que necesitan. ¡Tal vez tu seas una de ellas!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2008

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.