My Sanford Chart allows you secure online access to your personal health information and your child's health information. It's available anywhere you have internet access. There is no cost to you and registering is quick and simple.

Sign Up for My Sanford Chart
La vista: mitos y realidades

(Vision Facts and Myths)

Los dichos populares sobre los ojos y la vista abundan: desde ver la televisión hasta comer zanahorias. He aquí la verdad sobre algunos datos e invenciones relacionados con la vista.

Diagrama del ojo

Mito: ponerse demasiado cerca del televisor es malo para los ojos.

Realidad: aunque los padres llevan afirmando esto desde que la televisión entró en nuestros hogares, no hay ninguna prueba de que el hecho de ver la televisión acercándose mucho a la pantalla sea perjudicial para los ojos. La Academia Americana de Oftalmología (AAO) afirma que, en realidad, los niños pueden enfocar de cerca sin desarrollar cansancio ocular mejor que los adultos, de ahí que a menudo adquieran el hábito de colocarse cerca del televisor o de sostener lo que están leyendo cerca de los ojos. De todos modos, el hecho de que una persona se ponga muy cerca del televisor puede indicar que es miope.

Mito: si una persona se pone bizca, los ojos se le quedarán así para siempre.

Realidad: contrariamente a lo que afirma este viejo dicho, una persona no se quedara permanentemente estrábica por el hecho de ponerse bizca. Si su hijo se pone bizco o se le desvía un ojo constantemente, pida hora de consulta con un oftalmólogo.

Mito: si los padres tiene problemas en la vista, sus hijos heredarán ese rasgo.

Realidad: lamentablemente, esto a veces es cierto. Si usted necesita gafas para ver bien o ha desarrollado alguna afección ocular (como las cataratas), es posible que su hijo herede el mismo rasgo. Informe al pediatra de su hijo sobre los antecedentes familiares del niño en lo que se refiere al tema de la vista.

Mito: comer zanahorias mejora la vista.

Realidad: aunque es verdad que las zanahorias son ricas en vitamina A, que es fundamental para la vista, hay muchos otros alimentos que son ricos en esta vitamina (por ejemplo, los espárragos, los albaricoques, las nectarinas y la leche). Por lo tanto, según la AAO, una dieta equilibrada puede proporcionar la vitamina A necesaria para tener buena vista.

Mito: el uso del ordenador es perjudicial para los ojos.

Realidad: según la AAO, el uso del ordenador no es perjudicial para los ojos. De todos modos, cuando utilizamos el ordenador durante largos períodos de tiempo, los ojos parpadean menos de lo normal (como cuando leemos o realizamos otra actividad que implica trabajar de cerca). Esto puede resecar los ojos, lo que puede provocar una sensación de fatiga o de cansancio ocular. De modo que anime a su hijo a hacer frecuentes descansos cuando consulte Internet o juegue a videojuegos con el ordenador.

Mito: dos padres de ojos azules no pueden tener un hijo de ojos marrones.

Realidad: dos padres de ojos azules pueden tener un hijo de ojos marrones, aunque se trata de algo muy poco frecuente. Del mismo modo, dos padres de ojos marrones pueden tener un hijo de ojos azules, aunque también es algo muy poco habitual.

Mito: el daltonismo solo afecta a los niños, nunca a las niñas.

Realidad: se ha estimado que, como máximo, el 8% de los niños presenta algún grado de daltonismo, mientras que menos del 1% de las niñas padece esta afección.

Mito: los bebés nacen con ojos de tamaño adulto.

Realidad: el ojo de un recién nacido NO tiene el tamaño propio de un ojo adulto sino que sigue creciendo y desarrollándose junto con el niño. Este crecimiento explica los cambios refractivos cambiose (cambio de gafas) que tiene lugar durante la infancia.

Mito: el hecho de llevar demasiado las gafas hace a los ojos "dependientes" de ellas.

Realidad: los errores refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) van cambiando a medida que los niños se hacen mayores. Hay muchas variables implicadas en este proceso, pero gran parte del cambio probablemente obedece a factores genéticos y prosigue a pesar de que se lleven gafas antes o después, o durante más o menos tiempo. Llevar gafas correctamente graduadas no es perjudicial para los ojos.

Revisado por: Jonathan H. Salvin, MD
Fecha de revisión: agosto de 2010

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.