Cuando su niño está en la sala pediátrica de cuidados intensivos (PICU)

(When Your Child's in the Pediatric Intensive Care Unit)

El ingreso de un niño al hospital siempre causa ansiedad y temor; más aún cuando lo ingresan a la sala pediátrica de cuidados intensivos pediátricos (PICU - siglas en inglés). A pesar de eso, con un entendimiento básico del personal y equipo en PICU usted puede reducir sus temores y estar mejor preparado para ayudar a su niño a recuperarse.

¿Qué es PICU?

PICU es la sección del hospital dedicada a la atención de aquellos niños cuyas enfermedades requieren el más alto nivel de atención médica. La sala pediátrica de cuidados intensivos difiere de otras partes del hospital, como la sala de medicina general o la sala de emergencia, en que PICU permite una constante observación del estado del paciente y de las funciones de su cuerpo (por ejemplo, frecuencia cardiaca, respiración y presión arterial). Además, en esta sala el personal médico puede proporcionar tratamientos que no se pueden realizar en otras partes del hospital. Algunos de los tratamientos más intensivos son el uso de ventiladores, o máquinas que ayudan a respirar, y ciertos medicamentos que solamente pueden administrarse bajo una supervisión médica minuciosa.

¿A quién se envía a PICU?

El niño que esté enfermo de gravedad y necesite cuidado intensivo, y cuyas necesidades médicas no puedan satisfacerse en la sala de medicina general del hospital, es llevado a PICU.

Algunos ejemplos de pacientes en PICU incluyen aquellos que tienen problemas respiratorios graves a consecuencia de asma y neumonía; los que padecen de trastornos cardiacos graves, los que sufren de ciertas complicaciones de la diabetes; o los niños que son víctimas de accidentes automovilísticos muy serios o aquellos que llegan al hospital casi ahogados. Estos niños posiblemente estaban lo suficientemente estables para ser atendidos inicialmente en una sala general, pero son traslados a PICU si su estado empeora. Al salir del quirófano, muchos niños pasan varios días en PICU.

Los niños ingresan a PICU cuando están muiy enfermos. El tiempo que pasan en PICU depende de la gravedad de la enfermedad - algunos solamente pasan un día en PICU mientras que otros pasan varias semanas o meses. Como siempre, debe dirigir cualquier pregunta al médico o a la enfermera de su niño.

¿Quién atiende a los niños en PICU?

Una de las ventajas mayores de PICU es que se compone de muchas personas de gran experiencia en el cuidado de los niños más graves en el hospital. Estos son los individuos más íntimamente involucrados en el cuidado de su niño de minuto a minuto. En cualquier momento, usted debe sentirse en toda libertad de hacer cualquier pregunta a los médicos y enfermeras sobre el estado de su niño y la atención que está recibiendo. Otra ventaja de PICU es que tiende a tener un promedio más alto de enfermera-a-paciente que otras partes del hospital (en otras palabras, hay más enferneras para atender a su niño).

Habrán numerosos médicos atendiendo a su niño; pero el intensivista de cabecera lleva la dirección de la sala. El pediatra intensivista es un médico que cursó un entrenamiento especializado en pediatría al graduarse de la escuela de medicina; y después amplió su entrenamiento al cursar por varios años más un entrenamiento en la sub-especialidad de cuidado intensivo. Los residentes (médicos que se han graduado de la escuela de medicina y se están entrenando para ser pediatras) también forman parte del equipo médico de PICU, al igual que los pediatras que se están entrenando para ser intensivistas de cabecera.

Muchos otros especialistas, como los cardiólogos o neurocirujanos, también atenderán a su niño, dependiendo de sus necesidades. Los terapeutas respiratorios tienen experiencia en los ventiladores y equipos respiratorios, y frecuentemente están involucrados en la atención de los pacientes en PICU. También verá terapeutas fíisicos, terapeutas ocupacionales, nutricionistas, y farmacéuticos atendiendo a su niño.

Es posible que también tenga trato con trabajadores sociales, dedicados a ayudar a los familiares del paciente a hacerle frente a los problemas emocionales que traen una enfermedad grave en un niño. Ellos también pueden ayudar a hacer los arreglos de vivienda necesarios para los familiares del paciente (a través de organizaciones como Ronald McDonald House), ayudar con el seguro de salud, o coordinar los planes del alta cuando su niño esté listo a regresar a su hogar.

Usualmente, el personal médico se reúne en la mañana para discutir detalladamente el caso de cada niño; estas reuniones se conocen como "recorridos". Este grupo de médicos, enfermeras y otros profesionales van de paciente a paciente planificando la atención médica de cada niño. Ver la cantidad de personas que atienden a su niño no resultará tan intimidante si entiende el papel de cada persona y su contribución al cuidado de su niño.

¿Qué pueden esperar los niños en PICU?

Posiblemente el aspecto más intimidante en la sala de cuidados intensivos es el equipo médico al que su niño puede estar conectado. Las máquinas tienen alarmas y paneles que indican al personal médico el estado del paciente, y el ruido y las luces pueden ser abrumadores. A continuación varias cosas a las que su niño posiblemente tendrá que someterse mientras permanece en PICU.

  • Sueros (IV- siglas en inglés): En PICU, casi todos los niños tienen puesto un suero por donde se les dan líquidos y medicinas - generalmente se les pone en las manos o en los brazos, aunque algunas veces en los pies, piernas o hasta en el cuero cabelludo. El suero es un tubito finito y flexible que se introduce en la vena con una aguja pequeña. Una vez dentro de la vena, se saca la aguja, dejando solamente el tubito plástico Ciertas situaciones requieren sueron mayores que se usan para dar mayores cantidades de líquidos y medicinas. Estos sueros especiales se llaman líneas centrales porque se introducen en las venas más grandes y más centrales del pecho, cuello, o ingle; en vez de las manos y pies. Las líneas arteriales son muy similares al suero; pero se introducen en las arterias, no en las venas, y se usan para observar la presión arterial y los niveles de oxígeno en la sangre.
  • Medicinas: La mayoría de las medicinas pueden administrarse en cualquier parte del hospital; pero ciertas medicinas por suero que pueden tener efectos secundarios peligrosos solamente se administran en PICU ya que los niños necesitan una observación minuciosa. En vez de inyectar la medicina cada unas horas, estas medicinas se administran contínuamente, de gota en gota, por lo cual se conocen como "drips (goteos)". Los médicos pueden usar estas medicinas - como epinefrina, dopamina y morfina, por ejemplo - para ayudar la función cardiaca, la presión y para aliviar el dolor.
  • Monitores: Los niños siempre están conectados a monitores mientras permanecen en PICU. Estos monitores se sujetan al pecho por medio de conductores que son etiquetas engomadas conectadas a alambres que no causan dolor. Los conductores del pecho pueden contar la frecuencia cardiaca y la frecuencia de respiración del niño. Muchos niños también están conectados a un oxímetro de pulso el cual mide la cantidad de oxígeno en la sangre. El oxímetro tampoco duele y se coloca en los dedos de la mano o de los piés como una venda que emite una luz roja tenue. A menos que la presión se le esté vigilando por medio de un catéter arterial, el niño generalmente también tendrá una manga de presión arterial colocada en su brazo.
  • Pruebas: Mientras atienden la enfermedad del niño, los médicos necesitan hacer una variedad de pruebas para obtener más información sobre su estado. Muchos tipos de pruebas de laboratorio se hacen con la orina y la sangre del niño, y algunas veces con el líquido cefalorraquídeo, que rodea el cerebro y la espina dorsal. Además, imágenes o fotos de diferentes partes del cuerpo pueden ser beneficiosas, y se obtienen por medio de rayos-X; ultrasonografía; tomografía computada (que también se conoce como CT o CAT scan (escán por sonografía axial computada); y por las imágenes de resonancia magnética (MRI - siglas en inglés).
  • Ventiladores: Algunas veces los niños en PICU necesitan ayuda para respirar. En esos casos, se conecta el niño a un ventilador (respirador artificial) por medio de un tubo endotraqueal (un tubo plástico que se le coloca en la tráquea a través de la boca o de la nariz), o por una traqueostomía (un tubo plástico introducido directamente en la tráquea) que va conectado al ventilador. Hay muchos tipos de ventiladores - diferentes situaciones necesitan diferentes máquinas - pero todas hacen lo mismo: ayudan al niño a respirar.

¿Que deben hacer los padres de niños en PICU?

El personal médico de PICU se ocupa de satisfacer todas las necesidades físicas del niño. Usted como padre o madre le brinda apoyo, amor y una voz y un contacto familiar. Sin embargo, no debe pensar que es preciso permanecer a la cabecera de su niño en todo momento. Salir de PICU por un rato, o salir fuera del hospital con regularidad, puede ayudarle a aclarar su mente y a no sentirse tan abrumado por la conmoción de la sala.

Si es necesario que su niño permanezca en PICU por varios días, quedarse junto a él las 24 horas del día puede ser agotador tanto física como emocionalmente. Aunque muchos hospitales permiten que los padres pasen la noche con el niño, muchos no lo permiten. Muchos hospitales prefieren que usted regrese a su hogar, que pase la noche descansando en su propia cama, y que regrese al hospital la mañana siguiente. Eso le ayudará a darle al niño el apoyo y el consuelo que necesita.

Si el hospital permite que pase la noche, la decisión de permanecer en la habitación del niño es personal. De cualquier manera, el personal de PICU le brindará su apoyo y le asegurará que su niño estará bien atendido. Cualquiera que sea su decisión, asegúrese de descansar lo suficiente para poder brindar más apoyo a su niño durante su estadía en PICU.

¿Qué sucede cuando los niños salen de PICU?

Muy pocos pacientes; van directamente a su hogar al salir de PICU. Por lo general, son trasladados a un piso regular del hospital para que continúe bajo una observación menos intensa y reciba el cuidado de seguimiento necesario. Aún así, ser dado de alta de PICU es un acontecimiento que significa que el paciente está recuperándose. Significa que el niño no necesita un nivel tan alto de observación, terapia y atención de parte de las enfermeras.

Pero, salir de PICU también puede causar ansiedad a algunos padres. Es normal que las familias de los niños que estuvieron en PICU piensen "estaba tan enfermo y ya está mejor ¿Pero no sería mejor que permaneciera aquí hasta que se recupere por completo?" Aunque es normal pensar así, el traslado no debe ser motivo de preocupación. Los médicos y las enfermeras de PICU no trasladan a los niños hasta que no estén estables y listos para ser trasladados, y el personal médico del piso regular del hospital tendrá los recursos necesarios para llevar a su niño a su recuperación.

El cuidado de un niño enfermo de gravedad siempre causa ansiedad y es muy difícil. Pero, con un entendimiento básico de las personas y de las cosas que verá en PICU, la ansiedad de la familia disminuye - permitiendo que usted le brinide al niño el apoyo necesario y que haga planes para cuando el niño esté de regreso en su hogar con el resto de la familia.

Repasado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de repaso: enero de 2007

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.