¿Son seguras las dietas de desintoxicación?

(Are Detox Diets Safe?)

¿Qué es una dieta de desintoxicación?

El nombre suena muy tranquilizador, ya que todos sabemos que las cosas tóxicas nos hacen daño. Además, estas dietas te alientan a comer alimentos naturales, e incluyen mucha agua y vegetales, cosas que sabes que son buenas para ti. Se escucha hablar de personajes famosos que hacen dietas de desintoxicación, y se dice que las personas que ingresan a programas de rehabilitación por el consumo de drogas y alcohol están en "desintoxicación". Entonces, una dieta de desintoxicación, ¿no debería ser una buena opción?

En realidad, no. Como muchas otras dietas de moda, las dietas de desintoxicación pueden tener efectos secundarios perjudiciales, especialmente para los adolescentes.

Una toxina es una sustancia química o un veneno que tiene efectos nocivos sobre el cuerpo. Las toxinas pueden provenir de los alimentos o del agua, de las sustancias químicas utilizadas para cultivar o preparar los alimentos e incluso del aire que respiramos. El cuerpo procesa esas toxinas mediante órganos como el hígado y los riñones, y las elimina a través del sudor, la orina y las heces.

Si bien las teorías de las dietas de desintoxicación no han sido comprobadas científicamente, quienes están a favor de estas dietas sostienen que las toxinas no siempre abandonan el cuerpo adecuadamente durante la eliminación de los desechos. Por el contrario, creen que las toxinas se quedan en el aparato digestivo, el gastrointestinal y en el sistema linfático, así como en la piel y el cabello, y que causan problemas como cansancio, dolores de cabeza y náuseas.

La idea básica que subyace en las dietas de desintoxicación es renunciar temporalmente a ciertos tipos de alimentos que se cree que contienen toxinas. La idea es purificar y purgar el cuerpo de todo lo "malo". No obstante, la verdad es que el cuerpo humano está diseñado para purificarse solo.

Las dietas de desintoxicación varían. La mayoría de ellas requiere alguna versión de ayuno, es decir, dejar de comer por un par de días para luego reintroducir gradualmente ciertos alimentos en la dieta. Muchas de estas dietas, además, alientan a las personas a hacerse una irrigación colónica o enema, para "limpiar" el colon. (Un enema purga el recto y el colon con agua). Otras dietas recomiendan tomar suplementos o tipos especiales de té para ayudar en el proceso de "purificación".

Existen muchas afirmaciones sobre qué puede hacer una dieta de desintoxicación: desde prevenir y curar enfermedades hasta brindar más energía o concentración a las personas. Por supuesto, llevar una dieta con bajo contenido de grasa y gran contenido de fibra puede ayudar a muchas personas a sentirse más sanas. Pero las personas que están a favor de las dietas de desintoxicación afirman que esto se debe a la eliminación de toxinas. No existe evidencia científica de que estas dietas ayuden al cuerpo a eliminar las toxinas más rápidamente o de que la eliminación de toxinas te hará una persona más saludable y con más energía.

¿A qué debes prestar atención?

Supuestamente, las dietas de desintoxicación ayudan a "limpiar el sistema"; sin embargo, muchas personas creen que adelgazarán si prueban una de estas dietas. Esta es la verdad:

  • Las dietas de desintoxicación no están recomendadas para adolescentes. Los adolescentes normales necesitan muchos nutrientes; es decir, muchas calorías y proteínas para sostener el crecimiento y el desarrollo rápidos. Por lo tanto, las dietas que incluyen ayunos o restricciones rigurosas de alimentos no son una buena idea. Para los adolescentes que practican deportes y actividades físicas que requieren abundante cantidad de alimentos, los ayunos no proporcionan combustible suficiente para soportar estas actividades. Por estos motivos, las dietas de desintoxicación pueden ser especialmente riesgosas para los adolescentes.
  • Las dietas de desintoxicación no están indicadas para personas con enfermedades. No se recomiendan para personas con diabetes, enfermedad cardíaca u otras enfermedades crónicas. Si estás embarazada o tienes problemas de alimentación, debes evitar estas dietas.
  • Las dietas de desintoxicación pueden ser adictivas. Esto se debe a que la falta de alimento o la administración de un enema generan un sentimiento especial; casi como la estimulación que otras personas obtienen de la nicotina o el alcohol. Este sentimiento puede convertirse en una adicción peligrosa que puede provocar problemas de salud, incluidos problemas de alimentación graves e incluso la muerte.
  • Los suplementos de desintoxicación pueden tener efectos secundarios. Muchos de los suplementos que se usan durante estas dietas de desintoxicación en realidad son laxantes, que están diseñados para hacer que las personas vayan al baño más a menudo, y eso puede resultar desagradable. Los suplementos laxantes nunca son una buena idea dado que pueden causar deshidratación, desequilibrios en los minerales y problemas con el sistema digestivo.
  • Las dietas de desintoxicación no ayudan a las personas a perder grasa. Finalmente, es posible que las personas que ayunan durante varios días pierdan algunos kilos, pero la mayoría será agua y parte podría ser masa muscular. La mayoría de las personas recupera el peso perdido de inmediato después de completar el programa.
  • Las dietas de desintoxicación están diseñadas sólo para alcanzar objetivos a corto plazo. Además de causar otros problemas de salud, el ayuno durante períodos prolongados puede enlentecer el metabolismo de una persona, lo que hace más difícil no recuperar el peso perdido o perder más peso en el futuro.

Aliméntate de forma correcta y tu cuerpo hará el resto

Por supuesto, es una buena idea ingerir una gran cantidad de frutas, vegetales y fibras, y beber agua. Pero también necesitas asegurarte de obtener todos los nutrientes que necesitas de otros alimentos, incluidos las proteínas (de fuentes como carnes magras, huevos, porotos o arvejas) y el calcio (de alimentos como yogur o leche sin grasa o con bajo contenido de grasa). Definitivamente no debes empezar una dieta de desintoxicación o dejar de comer grupos de alimentos principales sin hablar con tu médico o dietista registrado.

El cuerpo humano está diseñado para purificarse solo. El hígado y los riñones harán el trabajo correspondiente si llevas una dieta saludable que incluya fibras, frutas, vegetales y mucha cantidad de agua. Si te sientes cansado o agotado, o si estás preocupado por tu sobrepeso, habla con un médico que pueda ayudarte a determinar la causa y recomendarte formas para tratar el problema.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2009

Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.